Se aprueba proyecto Willets Point

Concejo da luz verde a la controversial contrucción del gigantesco centro comercial
Se aprueba proyecto Willets Point
Durante su sesión de ayer, el Concejo Municipal autorizó la construcción de lo que será el centro comercial más grande de la ciudad cerca al Citi Field de Queens.
Foto: EDLPFOTOS: HUMBERTO ARELLANO

NUEVA YORK — El Concejo de Nueva York aprobó ayer el controversial proyecto para construir el centro comercial más grande de la ciudad en el estacionamiento de Citi Field, como parte del gran plan de desarrollo urbanístico del área de Willets Point, en Queens.

Hasta última hora estuvieron negociando representantes del Concejo y los promotores para lograr un acuerdo para que se atendiesen las necesidades de los residentes de esta zona fundamentalmente latina.

Los asuntos más candentes que se reclamaban eran la creación de vivienda asequible, la creación de empleos y la reubicación de pequeños negocios, entre otros aspectos.

La concejal del distrito donde se ubica Willets Point, Julissa Ferreras, anunció con júbilo los resultados de las negociaciones.

Ferreras dijo que se había alcanzado un acuerdo para destinar el 35% de la zona para vivienda asequible —lo que supondría la construcción de 1,000 unidades de vivienda—, así como para que se asista y se financie la reubicación de los pequeños negocios y para que los promotores inviertan casi $17 millones para la mejora y mantenimiento del parque de Corona.

También se construirá una nueva escuela pública, se limpiará el área de polución y se crearán miles de empleos.

“Este proyecto será un triunfo para Willets Point, una triunfo para Queens y un triunfo para Nueva York”, señaló Ferreras. “Esta zona, que es conocida como el valle de las cenizas, lo necesita, porque hasta ahora estaba olvidada y no recibía los mismos recursos que otras áreas de la ciudad”.

No todos los concejales, sin embargo, expresaron el mismo júbilo ante el proyecto.

“Yo voto en contra porque en lugar de un 35%, tendría que habilitarse un 65% de vivienda asequible, que es lo que de verdad se necesita”, aseveró Charles Barron, que recibió el aplauso del público que se congregó en la sala del Concejo para seguir la votación.

Varios residentes y trabajadores de Willets Point y alrededores dejaron de lado sus quehaceres diarios para seguir in situ la decisión sobre el futuro de su vecindario, que fue recibida con optimismo moderado.

“Nunca estuvimos en contra del proyecto, pero lo que queríamos era la garantía de que se iba a apoyar a la comunidad”, explicó Janette Ramírez, 46. “No podía ser que la Ciudad aprobase algo que beneficie sólo a un grupo y no a nuestra comunidad”.

Marco Neira, presidente de la cooperativa Sunrise, que representa a docenas de pequeños comerciantes de la zona, dijo que le daría “un 7 sobre 10” al resultado de las negociaciones para relocalizar los pequeños negocios de Willets Point.

“No hemos logrado el 100% de lo que queríamos, pero por lo menos vamos a recibir algo para seguir haciendo negocio de una manera mejor que lo hacíamos en Willets Point”, expresó Neira, que es dueño del restaurante Master Express. “El problema es que estamos hablando de una gran cantidad de trabajadores y sus familias que deberán desocupar el área antes del 30 de noviembre, según el acuerdo que se alcanzó”.

Si se trasladan antes de las fecha fijada, los comerciantes recibirían una compensación equivalente a lo que pagan en un año de renta. Según Neira, las zonas que contemplan para la reubicación incluyen Maspeth y Jamaica.