Liberan a joven de Long Island acusado de terrorismo

El padre de Mario Cernas, de 19 años, pagó la fianza de $25,000; el hispano tendrá que regresar a la corte el próximo 25 de enero

NUEVA YORK — El hispano Mario Cernas fue acusado de hacer amenazas terroristas por medio de su cuenta de Twitter, pero quedó ayer en libertad condicional, después que el padre pagara la fianza impuesta por un juez en Long Island.

Cernas, de 19 años, no se presentó a la audiencia en la Corte del Primer Distrito en Central Islip, porque el padre había pagado la fianza de $25,000 en efectivo, según Robert Macedonio, el abogado que representó al salvadoreño frente al magistrado.

“Mi cliente nunca tuvo la intención de asustar a nadie del público”, dijo Macedonio al salir de la audiencia. “Fue una conversación entre dos personas en forma de una broma, sin la intención de molestar a nadie”.

Según la acusación, Cernas —un estudiante universitario— mantuvo una conversación en la plataforma social con una amistad el 4 de noviembre a eso de las 4:30 p.m., en la que mencionaba su intención de dispararle a alguien de un equipo de fútbol de la escuela secundaria Brentwood después de un partido.

El mensaje, que incluía malas palabras, leía: “CI (Central Islip) mejor que ganen, o le disparo a alguien en Dowling”, refiriéndose al nombre del colegio donde se jugaba el partido.

Lo que para unos fue una simple broma juvenil, fue tomado como una seria amenaza para las autoridades del condado de Suffolk.

“Fue una cosa estúpida que decir y muy estúpido el ponerlo en su cuenta”, planteó el teniente Kevin Beyrer, del Departamento de Policía del condado, quien anteriormente había indicado que se le impuso un cargo serio.

De acuerdo con el informe policial, Cernas fue arrestado el 6 de noviembre en la noche en su casa, donde la Policía no encontró ningún arma. La Uniformada indicó que la supuesta balacera iba a ocurrir el jueves.

El estudiante, quien vive en el vecindario de Bay Shore, trabaja estacionando vehículos desde hace un año, precisó su abogado. La cuenta de Twitter donde Cernas tiene una foto suya con uniforme de fútbol rojo, ahora es privada.

Cernas tendrá que regresar a la corte el próximo 25 de enero. De ser encontrado culpable, podría enfrentar una sentencia de siete años en prisión.