Retirarán cargos a acosadoras de menor suicida de Florida

Grady Judd, alguacil del condado Polk, sostuvo que es la mejor salida para las jóvenes "para que nunca vuelvan a acosar a otra persona, ni atormentar a nadie nuevamente"
Sigue a El Diario NY en Facebook
Retirarán cargos a acosadoras de menor suicida de Florida
Las adolescentes Guadalupe Shaw y Katelyn Román al momento de ser fichadas.
Foto: Archivo / EFE

El estado de Florida retirará los cargos contra las menores acusadas de hostigar por internet a Rebecca Sedwick, de 12 años, quien, posteriormente, se suicidó lanzándose de la torre de una fábrica abandonada en Lakeland, informaron este miércoles las autoridades del condado Polk.

Grady Judd, alguacil del condado dijo en una conferencia de prensa que ambas adolescentes recibirán asesoramiento y los servicios que necesitan. Según las declaraciones del funcionario citadas por varios medios locales, la oficina está complacida con la determinación, ya que es la salida más eficaz para las jóvenes “para que nunca vuelvan a acosar a otra persona, ni atormentar a nadie nuevamente”.

Las estudiantes Guadalupe Shaw y Katelyn Román, de 12 y 14 años, respectivamente, se encontraban bajo arresto domiciliario.

El dúo fue acusado el 15 de octubre de acecho criminal con agravantes, a poco más de un mes de reportarse el suicidio.

Al hacer el anuncio sobre la radicación de cargos, Judd reveló que Katelyn fue detenida después que publicó un mensaje en Facebook diciendo que había hostigado a Rebecca y que no le importaba.

“Decidimos que no podemos dejarla así. ¿A quién más va a atormentar, a quién más va a hostigar?”, manifestó en ese momento el alguacil según reseñó la agencia AP.

Los investigadores del caso indicaron que el acoso comenzó por un lío de faldas después que la mayor de las dos jóvenes empezó a salir con un muchacho con el que había salido Rebecca. En el acoso participaron más de una decena de estudiantes, pero sólo se presentaron cargos contra las dos chicas.

Según las autoridades, la víctima estuvo sometida por, aproximadamente, un año a un patrón de hostigamiento por internet (ciberbullying) mediante el cual recibía mensajes como: “Deberías morir” y “Por qué no te suicidas”.

Los investigadores descubrieron estos detalles luego de incautar las computadoras y los teléfonos celulares de las involucradas.