Madre de Avonte aún tiene esperanzas

La oficina del forense intenta identificar los restos encontrados mediante pruebas de ADN
Madre de Avonte aún tiene esperanzas
La Policía continuaba ayer con la búsqueda de más restos que se creen que pertenezcan al adolescente Avonte Oquendo, que desapareció el año pasado.
Foto: ap

Nueva York/Servicios Noticiosos — Los restos humanos localizados el jueves en una playa del condado de Queens podrían permanecer a Avonte Oquendo, el niño autista em paradero desconocido desde el pasado mes de octubre, la madre del menor aún tiene sus dudas.

David Perecman, abogado de Vanessa Fontaine, madre de Avonte, dijo que no llegará a ninguna conclusión hasta que se haga una identificación de los restos hallados, la cual puede demorar varios días.

“Ella no estará convencida de que se trata de su hijo hasta que la evidencia la convenza”, dijo Perecman. “No es Avonte hasta que sea Avonte”, agregó.

“La policía recibió una llamada en el 911 en la que se alertaba de la aparición de restos humanos cerca de Powell Cove Boulevard. A su llegada los agentes encontraron un posible brazo y unas piernas”, detalló el Departamento de Policía de Nueva York en un comunicado.

Al parecer, una adolescente que paseaban por la zona, en College Point, avistó lo que podrían ser un brazo y unas piernas junto a las rocas en la playa y ahora las autoridades están tratando de identificar si corresponden al menor desaparecido.

La policía se puso en contacto con la madre de Avonte, Fontaine, quien acudió después a la oficina del forense para hacerse una prueba de ADN.

El padre, Daniel Oquendo, que se encontraba en la Florida viajó hasta la ciudad tan pronto como se enteró de la noticia, pero no quiso hablar con los medios.

Los investigadores también encontraron unos jeans azules y unos tenis Nike Air Jordan de su misma talla, y que coinciden con lo que llevaba puesto Avonte cuando desapareció hace más de tres meses.

Hasta la zona, en la confluencia de las calles Powell’s Cove Boulevard y Endeavor Place, se desplazaron varias unidades de la unidad canina de la policía, además de lanchas y helicópteros para intentar buscar otros posibles restos.

Avonte Oquendo, de 14 años, fue visto por última vez el pasado 4 de octubre a la salida de su escuela en el barrio de Long Island City, en Queens, y desde entonces sus familiares han movilizado a los vecinos para intentar encontrarlo.

En muchas zonas de la ciudad, sobre todo en el condado de Queens, se pueden ver carteles con la imagen del menor.

La familia radicó una demanda contra la ciudad y el distrito escolar por la falla en la supervisión del adolescente.