Columna: Obama, el incumplido

Guía de Regalos

Columna: Obama, el incumplido
El presidente Barack Obama encabezó este martes el discurso sobre el Estado de la Unión.
Foto: Archivo / EFE

Se equivocaron los aduladores que se adelantaron creyendo que, esta vez Barack Obama tendría algo que decirnos que nos llenaría de la esperanza con que nos cautivó en su primer discurso acerca del State of the Union.

Días antes, miembros de su gabinete y cómplices se desgargantaban repartiendo culpas. Pronunciaron nombres y apellidos de quiénes han entorpecido los proyectos de ley del una vez prometedor mandatario.

Por supuesto que la reforma de salud tuvo, tiene y tendrá detractores y opositores con intereses políticos y económicos. El dedo acusador se acomoda sobre los republicanos, el Tea Party, las aseguradoras, hospitales y médicos que conspiraran para derrotarlo. Sin embargo, sabemos que en esto, el presidente y sus incompetentes contribuyeron.

La reforma migratoria, al igual que el sueño de los dreamers, sigue repleto de excusas y medias verdades por parte del presidente Obama y el Partido Demócrata. A muchos ya no nos queda ni chispa de esperanza de que haya trato justo para los indocumentados.

Ni el “ay, bendito” típico de nosotros los boricuas se escucha como expresión de simpatía hacia las supuestas buenas intenciones del mandatario. Los manipuladores de la Casa Blanca tenían invitados “especiales” en el balcón del hemiciclo. Fueron meros adornos.

No nos conmueve ni estimula el verbo, entonación ni cadencia de Obama. Señor usted es un incumplido y eso se ve a diario.

Bajofuego@eldiariony.com