Ni de Kenya ni de México el Oscar de Lupita Nyong’o

Lupita Nyong'o siente amor por ambas naciones, por lo que evita polemizar con el galardón
Ni de Kenya ni de México el Oscar de Lupita Nyong’o
Jennifer Lawrence "intentó" arrebatarle la estatuilla, pero Lupita la defendió con pasión.
Foto: Christopher Polk / Getty Images

Los Angeles, 3 Mar – La actriz Lupita Nyong’o, quien se mostró orgullosa de sus raíces mexicanas y kenianas, afirmó que el Oscar le pertenece solo a ella.

Anoche, al acudir a la sala de ganadores Lupita se veía feliz y no dejaba de acariciar su trofeo a lo que llamó “uno de los mejores momentos de su vida”.

Cuestionada sobre cuánto de su estatuilla le correspondía a México, Nyong’o contestó con contundencia que “todo me pertenece a mí“.

La actriz al subir a recibir su Oscar tuvo una de las participaciones más emotivas de la 86 entrega que se llevó a cabo en el teatro Dolby de Hollywood.

Lupita, quien nació en el Distrito Federal y creció en Kenia, hizo historia al ganar el Oscar a mejor actriz de reparto por “12 years a Slave” en su primera nominación y en su primera película en su carrera.

La actriz que acaba de cumplir 31 años tuvo así dos momentos más que felices para celebrar en su vida.

“Quiero darles las gracias a la Academia por este reconocimiento”, señaló en el escenario Lupita quien encarnó a la esclava Patsy. “No se me escapa por un momento que tanta alegría en mi vida es gracias a tanto dolor en otra persona. Y por eso quiero saludar el espíritu de Patsy por su orientación”, manifestó.

“Esta ha sido la alegría de mi vida. Estoy segura de que los muertos de la época citada en la película están de pie mirando y están agradecidos como yo”, indicó.

“Cuando miro este trofeo quiero decirles a todos los niños pequeños que no importa en donde se encuentre uno tus sueños son válidos”, resaltó.

Nyong’o acudió este lunes como invitada al programa “Live Kelly & Michael”, de la cadena ABC, que se emitió desde el escenario del teatro Dolby.

“Aún no lo he asimilado, ni siquiera he dormido“, comentó Nyong’o tras ser ovacionada por los espectadores al aparecer en escena con su galardón en la mano.

“Es sobrecogedor. Estoy tratando de absorberlo todo”, confesó la actriz, quien agregó: “Vino la medianoche y esto (el Óscar) no desapareció”, apuntó la actriz, como si fuera parte del cuento de la Cenicienta.

Nyong’o dijo que durante “la primera mitad de la noche” fue “muy egoísta” y no dejó que nadie se tomara una foto con su estatuilla.

La actriz asistió después de la ceremonia a una fiesta organizada por Vanity Fair en la que se dejaron ver numerosos invitados a los Óscar, como Glenn Close, Lady Gaga, Leonardo DiCaprio, Anne Hathaway, David O’Russell, John Travolta, Amy Adams, Sofía Vergara, Penélope Cruz y el mexicano Alfonso Cuarón.

Tampoco faltaron Angelina Jolie y Brad Pitt, para celebrar el primer Óscar del actor, que recibió el galardón por producir “12 Years a Slave”.

Durante la ceremonia, algunos optaron por acudir a la 22 edición del evento de la fundación contra el sida de Elton John, una de las fiestas para seguir los Óscar por televisión, en la que se recaudó $5.1 millones de dólares.

Entre los asistentes estuvieron, además de Elton John, las hermanas Kardashian, Paulina Rubio, Paz Vega, Sheryl Crow, Taylor Swift, Jane Fonda y Heidi Klum.

Ya de madrugada, el punto de encuentro fue la mansión del representante de Madonna, Guy Oseary, donde se organizó la tradicional fiesta post-Óscar de la famosa cantante.

Un evento a puerta cerrada y con fuertes medidas de seguridad para evitar la intromisión de fotógrafos y en el que Madonna lució pendientes y brazaletes de diamantes de 1,000 quilates, según la revista US Weekly.