¿Eres un padre helicóptero?

Descubre si te preocupas excesivamente por tus peques

Guía de Regalos

¿Eres un padre helicóptero?
Los papás y mamás helicópteros quieren evitar que sus hijos estén en situaciones de crisis.
Foto: La Opinión - Archivo

Muchos progenitores suelen sobreproteger a sus retoños. Y no es que preocuparse esté mal. Sólo que cuando ese sentimiento de protección supera los límites normales, estamos frente a lo que se denomina como “padres helicópteros”.

La Dra. Laura Goorin, con práctica en Nueva York, explica que este comportamiento “se refiere a padres que proveen a sus hijos con apoyo intenso aún cuando ya son grandes. Estos tipos de padres manejan las áreas educacionales, económicas, emocionales y sociales de sus hijos”.

El término fue utilizado por primera vez en 1969, cuando el Dr. Haim Ginott escribió una metáfora sobre madres que están sobre sus hijos “como un helicóptero”. De ahí en adelante, la similitud fue usada cada vez más por especialistas para referirse a los progenitores que tienen la costumbre de despertar a sus hijos todas las mañanas para ir a la Universidad, y quienes incluso, se acercan s sus profesores para pedirles sus calificaciones.

La psicóloga Goorin aclara que muchas historias caricaturizan a este estilo de crianza como padres que sobre funcionan para sus niños, creando la co-dependencia que luego sofoca a los adultos jóvenes. Sin embargo, apunta a que “las investigaciones de este estilo de crianza han mostrado que nace de buenas intenciones por parte de los padres, además de que su efecto depende de las necesidades de los niños a medida que van creciendo”.

Por otra parte, diferentes estudios caracterizan a este tipo de progenitores que, al igual que los helicópteros, permanecen inmóviles sobre sus hijos, tratando de evitar cualquier tipo de influencia externa que pueda dañar o ponerlos en peligro. Además, se sienten orgullosos de su nivel de compromiso, sin darse cuenta que en realidad, les están negando a sus hijos la posibilidad de experimentar experiencias como el fracaso o de equivocarse.

Lo normal es que los padres demuestren mayor preocupación por los actos de sus hijos cuando ellos no superan los 10 años. Sin embargo, según explica la doctora Goorin, varios autores apuntan que este comportamiento es muy común entre padres hispanos con hijos que bordean los 20 años.

Incluso, la especialista apunta a que este comportamiento se da, en mayor medida, entre familias hispanas. “Entre latinos el apoyo intenso entre familiares es más común. Hay valores colectivistas que valorizan más a la familia y a la comunidad que al individuo por sí solo. Esta unión es signo de una familia sana”, dice.

Es más, la doctora Goorin hace referencia a que diferentes investigaciones revelaron que los estudiantes hispanos que postulan a las universidades, hubieran preferido que sus padres hubiesen estado más involucrados en sus decisiones educacionales. “Es decir, los estudiantes hubieran preferido tener padres helicópteros”, finaliza.