A casi 18 meses de la tormenta “Sandy” urgen ayuda

Residentes en los condados más afectados dan testimonio de que la "recuperación" fue a medias

La dominicana Teresa Surillo, de 69 años, lamentó no haber podido rehacer su casa.
La dominicana Teresa Surillo, de 69 años, lamentó no haber podido rehacer su casa.
Foto: Faith In New York & EDLP / M.Peralta

Nueva York – A casi un año y medio de la destrucción que dejó la super tormenta Sandy en la Ciudad de Nueva York, muchos damnificados se quejan de la falta de ayuda que han recibido por parte del gobierno.

Incluso, Amy Peterson, directora de la oficina municipal de Operaciones de Recuperación de la Vivienda, admitió que el gobierno local “ha tomado un inaceptable periodo de tiempo” para asistir a los damnificados. Su oficina opera el programa conocido como “NYC Build it Back” (Construir de nuevo), el cual fue creado por el exalcalde Michael Bloomberg con $1,045,000 millones en fondos federales para asistir a neoyorquinos cuyas viviendas fueron destruidas o severamente dañadas por la tormenta.

Entre estos últimos se encuentra la dominicana Teresa Surillo, de 69 años, y quien fue una de varios dueños de residencias que este lunes llegaron desde Far Rockway en Queens, Coney Island en Brooklyn y de Staten Island, para testificar en las audiencias organizadas por el Concejo Municipal. “Yo pasé 32 años trabajando en un nursing home y todo el dinero se lo puse a esa casa”, se lamentó la madre dominicana, cuya residencia de dos plantas en Far Rockaway, todavía tiene serios daños en el primer piso después de inundarse con más de 10 pies de agua. “El seguro nos dio $46,000, pero este no cubre ni lavadora ni secadora, ni estufa, es solo para la estructura y eso no es suficiente”, explicó la mujer, acompañada de su esposo Pedro.

Peterson, por su parte, se hizo eco de las declaraciones hechas por el alcalde Bill de Blasio el sábado pasado, sobre el envío de los primeros cheques, un total de $100,000. Sin embargo, la funcionaria advirtió que la Ciudad necesitará unos $100,000 millones más en fondos para asistir a los 22,000 neoyorquinos que solicitaron ayuda del gobierno.