Machado no acepta diálogo con Maduro

Machado no acepta diálogo con Maduro
Miembros de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) se enfrentan a un grupo de manifestantes opositores al Gobierno de Nicolás Maduro en el sector Chacao.
Foto: efe

Caracas/EFE — La dirigente opositora venezolana María Corina Machado dijo ayer que no acepta dialogar para “estabilizar la dictadura” del presidente Nicolás Maduro y que no puede haber un diálogo con el dirigente opositor Leopoldo López y estudiantes presos.

“1. No aceptaremos un diálogo p estabilizar la dictadura” y “2. No puede haber diálogo con estudiantes presos, alcaldes presos y @leopoldolopez preso y mientras exista represión”, escribió Machado en Twitter.

Luego señaló que “los estudiantes y las fuerzas que impulsan la protesta tienen que formar parte de la discusión.”

Machado señaló que mantuvo una reunión privada con algunos cancilleres de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) que se encuentran en el país para tratar de tender puentes en Gobierno y oposición.

En esa reunión “expuse mi posición sobre la situación d Venezuela”, afirmó.

Machado hizo sus comentarios después de que el secretario ejecutivo de la plataforma opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD), Ramón Guillermo Aveledo, anunciara que acudirán a una reunión preparatoria con el Gobierno y la Unasur con vistas a abrir un diálogo.

A esa reunión concurrirán otros dos dirigentes de la MUD, el gobernador de Lara, Henry Falcón, y el dirigente político Omar Barboza, añadió Aveledo.

Dentro de la oposición hay diferentes posturas con relación a los objetivos de las protestas y así mientras algunos como Machado exigen la salida del Gobierno de Maduro en el marco de la Constitución, otros como la MUD exigen que el Ejecutivo dé respuesta a los problemas que vive el país en todos los ámbitos.

Venezuela vive una situación de protestas antigubernamentales desde el 12 de febrero pasado que han dejado, en algunos casos, sucesos violentos con un saldo de 39 muertos y cientos de heridos.

Mientras tanto, Maduro, afirmó ayer en el diario “The Guardian” que el Gobierno de Estados Unidos está instigando revueltas en Venezuela para provocar un golpe parecido al de Ucrania a fin de eventualmente “apropiarse del petróleo venezolano”.

En una entrevista con el periódico británico, Maduro señaló también que estaría dispuesto a aceptar la mediación del Vaticano para reducir la tensión política en el país si la oposición condena la violencia.

Maduro, elegido en 2013 tras la muerte de Hugo Chávez, sostuvo que la “revuelta de los ricos” en Venezuela fracasará porque “la revolución bolivariana” en su país está ahora más arraigada que cuando en 2002 se produjo el intento de golpe de Estado con apoyo estadounidense para derrocar a Chávez.

Según recuerda “The Guardian”, Venezuela está sumida desde el pasado febrero en protestas callejeras violentas después de que la oposición lanzara una campaña para sacar a Maduro del poder, entre críticas de grupos de derechos humanos a la gestión del Gobierno y, en el caso de Amnistía Internacional, también a la oposición.