Estrés emocional provoca asma

Expertos mexicanos advierten que las crisis asmáticas pueden ser provocadas por agentes físicos o emocionales.
Estrés emocional provoca asma
Muchos enfermos de asma están mal diagnosticados.
Foto: Archivo

México – La Secretaría de Salud (SSA) indicó que entre la gran variedad de agentes que provocan crisis asmáticas están el estrés emocional, como el miedo excesivo, la excitación o la angustia, además del aire muy frío, el tiempo ventoso o los cambios bruscos de temperatura.

De ahí la necesidad de recordar, en el Día Mundial del Asma, la importancia de que tanto los médicos como la población conozcan mejor este padecimiento que enfrenta entre cinco y 10 por ciento de la población en el mundo, pues existen diagnósticos y tratamientos inadecuados para tratar a los enfermos.

En un comunicado, la dependencia detalló que entre la gran variedad de agentes que contribuyen a provocar crisis asmática se encuentran los irritantes en el aire como el polvo, el humo del tabaco, los gases y olores, además de las infecciones de vías respiratorias como la gripe, los resfriados, la irritación de la garganta y la bronquitis.

También agentes alérgenos, que son sustancias a las que algunas personas son alérgicas, como el polen, algunos alimentos, el polvo casero, moho, plumas o caspa de animales.

La SSA explicó que el asma es una enfermedad crónica que inflama los bronquios y provoca problemas respiratorios recurrentes, y quienes padecen esta enfermedad tienen episodios caracterizados por crisis o ataques de tos, dificultad y silbidos al respirar, que se deben al estrechamiento bronquial.

En el marco del Día Mundial del Asma que se conmemora este miércoles 7 de mayo, comentó que la gravedad de la enfermedad varía enormemente de persona a persona, pues los síntomas pueden ser muy leves, moderados y graves, pero llegan incluso a poner en peligro la vida.

Agregó que en algunas personas los síntomas pueden presentarse ocasionalmente y en otras son persistentes. “Pueden ser tan leves que un buen número de asmáticos no han sido diagnosticados adecuadamente. Los síntomas del asma son una de las causas principales del tiempo perdido de la escuela o del trabajo y de alteraciones del sueño”, señaló.

Explicó que para diagnosticar el asma y distinguirla de otras enfermedades pulmonares, es necesario realizar una historia clínica, un examen físico exhaustivo y ciertas pruebas de laboratorio, como una espirometría para medir la cantidad de aire que entra y sale de los pulmones, y una radiografía de estos órganos.