Pesquisa a Herbalife divide a líderes latinos de LULAC

Al menos nueve presidentes de concilios escribieron cartas a legisladores asegurando que no comparten la postura de la organización en contra de la empresa de productos naturales
Pesquisa a Herbalife divide a líderes latinos de LULAC
La FTC abrió una investigación sobre herbalife en marzo de 2015./Archivo
Foto: Archivo

La investigación contra la empresa Herbalife, liderada por la conocida organización, la Liga de Ciudadanos Latinos Americanos Unidos (LULAC) está resultando en fracturas internas en la organización hispana de derechos civiles más grande y antigua en Estados Unidos.

Al menos nueve presidentes de concilios de LULAC escribieron cartas a legisladores donde aseguran que no se sienten representados por su liderazgo en la postura que la organización ha tomado respecto a la empresa.

LULAC fue creada en la década de los 30 para combatir la discriminación que enfrentaban los hispanos en Estados Unidos consolidando a pequeños grupos defensores de derechos civiles que existían en ese entonces. Desde entonces, la organización ha crecido, tiene su oficinas nacionales y concilios en varios estados.

Las misivas, a las que tuvo acceso La Opinión fueron enviadas ayer a los congresistas que representan a los distritos donde se ubican los concilios de LULAC en estados como Texas y California.

En ellas dejan claro que “los ataques del liderazgo nacional de LULAC no representan las opiniones de todos los miembros de la organización, concejos y distritos”, especificó la carta enviada por Kathy Jurado, presidente de Long Beach-San Pedro Council 3246.

“Aún no sabemos por qué LULAC de California no fue informado oficialmente de que existía un problema y que se necesitaba nuestro apoyo”, agregó.

Este año, LULAC, junto a otras organizaciones como Hispanic Federation, National Consumers, Consumer Action y Consumer Network, pidió a la Comisión Federal de Comercio (FTC) que investigara a Herbalife por engaños a la comunidad hispana asociados a su modelo de negocios.

En marzo, la FTC anunció que abriría una investigación en contra de Herbalife. “LULAC cree que la empresa se enfoca en individuos de bajos ingresos y está especialmente preocupada porque muchas de sus víctimas pueden ser hispanos […] continuaremos educando a los consumidores minoritarios para que no caigan en prácticas de negocios predatorios”, aseguró la organización en ese momento en un comunicado oficial.

Esto acrecentó roces internos en LULAC. “No siempre estamos de acuerdo y como concilios tenemos autonomía. Con nuestra experiencia viviendo en San Antonio, sabemos que nuestra comunidad ha recibido bastantes beneficios por Herbalife, tienen empleos, dinero, han progresado en sus vidas”, explicó Herny Rodríguez, presidente de LULAC Concilio Zapatista, otro de los autores de las cartas.

Al ser consultado respecto a cómo se gestaron las misivas, explicó que tenía un contacto cercano con la Fundación César Chávez y que en conversaciones con colegas y amigos surgió la idea de hablar públicamente respecto a su desacuerdo.

Este año, Herbalife auspició la gala para las becas organizada por la fundación por el legado de César Chávez y la educación.

La postura en relación a Herbalife es uno entre otros roces internos que ha tenido la organización bajo el liderazgo de Brent Wilkes, director ejecutivo de LULAC. En el caso de Rodríguez, por ejemplo, aún existe molestia porque, en 2011, el liderazgo nacional trató de eliminar una resolución en contra del uso de cloruro en el agua, liderada por él, que fue aprobada en la convención nacional de la organización. Hasta el momento, Wilkes no ha realizado comentarios a La Opinión.