Se impone por un ‘pelo’

Se impone   por un ‘pelo’
Ryan Hunter-Reay celebra su victoria en la Indy 500.
Foto: efe

Redacción Deportes/EFE — El estadounidense Ryan Hunter-Reay se impuso ayer por primera vez en las 500 Millas de Indinápolis, legendaria prueba de automovilismo que este año ha cumplido su nonagésima octava edición y en la que superó por 60 milésimas de segundo al segundo, el tricampeón brasileño Helio Catroneves.

Hunter-Reay, de 33 años y que en 2012 fue el campeón de las IndyCar Series, se impuso en el ‘brickyard’ a Castroneves, campeón en 2001, 2002 y 2009, en un apretado sprint final que se resolvió por un suspiro tras 200 intensas vueltas al Indianápolis Speedway.

El estadounidense Marco Andretti completó el podio, en el que el ganador bebe leche en lugar de champán.

Los colombianos Carlos Muñoz y Juan Pablo Montoya rozaron el podio al acabar en los puestos cuarto y quinto. El español Oriol Serviá fue undécimo. Otro colombiano, Sebastián Saavedra, ocupó decimoquinto lugar.