Fumadoras sufren más cáncer de mama

El 60% de los casos de tumores en el seno están asociados con el tabaco

GUADALAJARA – Una alta incidencia de cáncer de mama en mujeres fumadoras han arrojado diversas investigaciones del Centro de Investigación Biomédica de Occidente (CIBO), a cargo de la investigadora de la División de Inmunología, Ruth De Celis Carrillo.

La experta del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), en Jalisco, explicó que cuando investigan cáncer de mama, han detectado que una extensa mayoría de personas que lo desarrollaron tienen el antecedente de exposición con el tabaco.

“Hemos advertido que hasta un 60% tiene asociación con el tabaco, de las cuales el 20% son fumadoras pasivas, otro grupo que equivale a un 20% más fueron fumadoras en una etapa y lo dejaron o fueron incluso hijas de fumadores”, afirmó.

Añadió que el 20% restante son fumadoras activas, de las cuales por lo menos la mitad consumen como mínimo una cajetilla de cigarrillos al día.

Indicó que las pacientes que fueron consumidoras de tabaco durante algunos años coinciden en haber iniciado el hábito durante su adolescencia.

Mencionó que la edad que predomina entre las llamadas fumadoras sociales u ocasionales es de entre los 13 y 25 años, siendo precisamente entre los 13 y 16 años la etapa de inicio más frecuente en la cual el desarrollo físico y hormonal aún no se ha alcanzado en su totalidad.

En la mujer, detalló que los efectos del tabaco no sólo se advierten en el pulmón, también afectan al sistema reproductor y tener consecuencias en la fertilidad de las mujeres fumadoras o en sus hijos.

El tabaco produce mutaciones que se pueden mantener en nuestro organismo por muchos años. El tejido mamario por desgracia tiende a ser un almacén idóneo de tóxicos, más que en cualquier otro tejido”, señaló la investigadora, quien agregó que “están compuestos hasta en un 70% de tejido graso el cual suele ser propicio para almacenar muchos tóxicos que contienen los cigarros”.

El cáncer de mama está más asociado al tabaquismo que incluso el cervicouterino con una prevalencia de dos a uno. El consumo de tabaco, señaló De Celis Carrillo figura como un factor de riesgo más frecuente para la enfermedad que los antecedentes familiares.

De hecho, se han documentado casos de mujeres fumadoras con la enfermedad, sin ningún factor de herencia genética.

La experta expresó, además, que el desarrollo de cáncer mamario es variable en cada paciente y aunque la exposición prolongada al tabaco aumenta el riesgo a la salud debido a que produce mutaciones que pueden permanecer en el organismo muchos años, existen casos en que la paciente se expuso al cigarro por periodos no prolongados.

“Es como una ruleta rusa, tu puedes haber fumado un mes en tu vida, pero a lo mejor en este periodo se generó una mutación en tu organismo que va a evolucionar a cáncer”, aseguró la especialista.

En los estudios que ha realizado la investigadora en mujeres tanto de población rural como urbana se ha observado una prevalencia importante en féminas menores de 45 años.

Es importante tomar conciencia sobre no fumar, y, en caso de tener este hábito, decidirse a abandonarlo cuanto antes. Es importante realizarse exploraciones mamarias mensuales y acudir una vez al año como mínimo a chequeo médico, más aún si se trata de fumadoras con antecedentes familiares de la enfermedad.