Asustan las dudas del técnico José Pekerman

Increíble, el vacío de Falcao es un problema que el DT no ha resuelto en Colombia

Asustan las dudas del técnico  José Pekerman
Radamel Falcao (der.) junto Luis Muriel (2-i) y Amaranto Perea (i) el 2 de junio, cuando se conoció que no iban a Brasil.
Foto: efe

El protocolo de Radamel Falcao junto a Luis Muriel y Amaranto Perea, llorosos los tres, después de que José Pekerman entrenador de la selección Colombia les excluyera de la lista final para disputar el Mundial de Brasil, agregó una imagen de más. Justo la de Falcao.

Pekerman lo sabía. Y Falcao también. Y cualquiera que conozca el fútbol de cerca sabía que el goleador no tenía posibilidades de jugar en el Mundial.

Y empezó el desfile de nombres de los delanteros colombianos. Jackson Martínez, parecía la solución lógica sumados los 60 goles en dos años que lleva el delantero que reempalzó a Falcao en el Porto. Pero Pekerman no lo miró. Ni antes, ni después. En todos los casos siempre le dio minutitos.

La otra opción cantada era Adrián Ramos, segundo goleador en la Bundesliga con 18 goles junto a Robert Lewandovski, al que reemplazará en el Borussia Dortmund. Sin embargo Pekerman lo miró más como un extremo, pegado al flanco izquierdo que como uno hombre de área.

Luego y como Muriel (19 goles en dos años) no brilló con el Udinese, Colombia se quedó sin un “matador” de área.

“Teo” Gutiérrez, quien es fijo en la alineación de Pekerman, es un segundo punta, experto en recibir de espaldas, hacer la pausa, proponer la pared y poner en zona de gol al hombre más adelantado.

Pero no es un “matador” de área. No tiene explosión. Ni tiene punta de velocidad. Ni cambio de ritmo para intimidar a los defensores.

Casi se acaban los nombres y Colombia a un día de empezar el Mundial no tiene un ‘nueve’ de referencia.

Sí, Carlos Bacca.

El muchacho de Barranquilla, metió 31 goles en Brujas de Bélgica y 21 en el Sevilla de España, pero es una versión II de Teo. Jugador para tocar llegando asociado, pero sin explosión en la zona de definición.

Ni Adrián. Ni Muriel. Ni Bacca. Ninguno de los tres es mejor punta que Jackson Martínez, pero a Pekerman no le gusta y prefiere resolver el problema con un remiendo que poner al hombre del Porto.

Así llega Colombia, que con la ausencia de Aldo Leao Ramírez, pierde mucho más de lo que se cree y que con lo visto hasta ahora, deberá echar mano del momento mágico de James Rodríguez, Víctor Ibarbo y Juan Guillermo Cuadrado para fabricar opciones de gol que todavía no se sabe quien pueda meter en la puerta rival.

Es eso. La duda. O sino cambiar a días del debut el módulo táctico. Pasar de jugar con dos hombres arriba (lo eran Falcao y Teo).

Ya probó 4-3-1-2 y 4-2-31 y así le ganó a Bélgica.

Ospina. Con Zuñiga y Armero en las laterales. Zapata y Valdez en la central; Sánchez y Aguilar de contención. Hasta aquí no hay nada nuevo.

Lo nuevo sería: James y Cuadrado como medios crativos y poner a Ibarbo y a Teo (Adrián o Bacca) en la zona de gol.

Lo otro sería ganar tenencia de pelota y con un 4-2-3-1 hacer un equipo más lineal y por ello más previsible. Cuadrado, James e Ibarbo con Adrián Ramos como único punta.

A estas horas, y con lo visto, José Pekerman no tiene respuestas claras a la ausencia de Falcao, y ya pasaron casi cinco meses de su lesión

quieromasfutbol.com