México captura a líder de los Arellano Félix

Militares detuvieron a Fernando Sánchez Arellano alias "El Ingeniero" presunto líder del cártel de las drogas de Tijuana

Guía de Regalos

México captura a líder de los Arellano Félix
Es señalado como el líder de la nueva generación del clan familiar de los Arellano Félix.
Foto: EFE

México.- El ejército mexicano detuvo a Fernando Sánchez Arellano “El Ingeniero” presunto líder del cártel de los hermanos Arellano Félix, informaron las autoridades este martes.

La captura se realizó el lunes en la ciudad fronteriza de Tijuana mientras el presunto capo veía el partido de fútbol entre las selecciones de México y Croacia, en un domicilio ubicado en el municipio de La Mesa.

El “Ingeniero” es señalado desde 2009 por el Departamento Estadounidense Antidrogas (DEA) como el líder de la “nueva generación” del clan familiar de los Arellano Félix, también conocido como el cártel de Tijuana.

Es sobrino de Benjamín, Eduardo, Francisco Javier, Francisco Rafael y Ramón Arellano Félix, todos detenidos o abatidos en los últimos años.

Benjamín Arellano fue arrestado en 2002 en México y extraditado en 2011 a Estados Unidos, que lo reclamaba por considerar que el cártel de Tijuana dominaba el tráfico de droga hacia Estados Unidos.

El liderazgo del cártel que monopolizó las rutas de tráfico de drogas durante más de 20 años a través de Tijuana comenzó a desmoronarse en 2002, cuando en un tiroteo en Sinaloa murió Ramón Arellano Félix, quien se encargaba de mantener la disciplina interna y de las ejecuciones de adversarios.

En 2006 el Servicio de Guardacostas de Estados Unidos capturó en una embarcación pesquera frente a las costas mexicanas a Francisco Javier, quien había asumido la conducción de la organización tras la muerte de Ramón y el arresto de Benjamín.

Eduardo Arellano Félix, el último de los hermanos que quedaba en libertad, fue capturado en octubre de 2008 tras un tiroteo con la policía en Tijuana y extraditado a Estados Unidos.

Francisco Rafael, detenido en 1993 en México y extraditado a Estados Unidos, recuperó en 2008 su liberad tras cumplir la sentencia impuesta en ambos países, y en octubre pasado fue asesinado a tiros durante una fiesta en la ciudad turística de Los Cabos.

La captura de este capo ocurre en medio de una nueva oleada de violencia en Tijuana, localizada en el noroccidental estado de Baja California y fronteriza con la ciudad de San Diego (Estados Unidos).

Con información de EFE