Maldición atrapa a CR7

Luso, otro ganador del Balón de Oro, fracasa
Maldición atrapa a CR7
Cristiano Ronaldo quedó de rodillas en el Estadio Nacional de Brasilia tras la eliminación de Portugal, ayer.
Foto: EFE

RÍO DE JANEIRO, Brasil – Cristiano Ronaldo se marcha de Brasil con las manos vacías pese a marcar ayer su tercer gol en el tercer Mundial de su carrera en la victoria de 2-1 de Portugal sobre Ghana.

Si se mide por el tiempo reglamentario de 90 minutos, el astro portugués necesitó 443 minutos para volver a estremecer las redes en una Copa del Mundo.

El anterior gol, su segundo en un Mundial, lo firmó a los 87 minutos del partido de la segunda jornada de grupos que Portugal ganó por 7-0 a Corea de Norte el 21 de junio de 2010, en Sudáfrica.

Sin un rendimiento destacado en Brasil y con una eliminación prematura, Ronaldo se convierte en la cuarta víctima de la maldición que anula la magia a los dueños del Balón de Oro que juegan un Mundial, como en carne propia lo sintieron Luis Figo en 2002, Ronaldinho Gaucho en 2006 y Lionel Messi en 2010.

Todos ellos pasaron por esas copas del mundo sin marcar goles.

Al término del partido de ayer contra Ghana, Ronaldo afirmó que tanto él como sus compañeros intentaron “hacer lo mejor”, pero aún así “no resultó.”

“Salimos con la cabeza erguida, intentamos hacer lo mejor, pero el fútbol es así”, declaró.

“Fue un partido en el que tuve muchas oportunidades, pero no las supe aprovechar”, admitió.

quieromasfutbol.com