Alemania se cita con Francia

Una Argelia combativa lleva a los teutones hasta tiempo suplementario y cae con la cara al sol

Alemania se cita con Francia
Andre Schuerrle anota el primer gol de los panzers, que batallaron más de la cuenta para superar a los argelinos.
Foto: Getty

@newsgus

Argelia sorprendió. Argelia encaró. Argelia luchó. Argelia corrió. Pero al final Alemania ganó su pase a cuartos de final en un electrizante encuentro disputado en Porto Alegre.

En lo que quizás ha sido uno de los mejores partidos de Brasil 2014, la selección alemana sufrió demasiado para vencer por 2-1 a la argelina en un dramático partido en la ronda de octavos de final.

Los tres goles cayeron en los tiempos extras, pero eso no significó que el partido entero estuviera lleno de emociones a pesar de que el tiempo regular terminó con empate a cero goles.

Con un golpe de tacón más fortuito que genial, André Schürrle abrió el marcador cuando iniciaba el primer tiempo extra. La anotación abrió a los argelinos que merecían más anotar que recibir goles.

El segundo gol cayó rumbo al final del encuentro. Mesut Özil, que ha tenido un mundial bastante por debajo de su nivel que todos conocemos, sentenció el partido cuando se apareció en el área para empujar la pelota al fondo de la portería argelina tras una serie de rechaces.

En verdad que dolía ver a los argelinos caer de esta manera. El cotejo claudicaba cuando apareció el último rayo de esperanza para los Zorros Verdes en los pies de Sofiane Feghouli, el 10 que desequilibró y agotó a los germanos, que tiró un hermoso centro que Abdelmoumene Djabou remató para darle el de la honra a su país.

Fue grato ver a una Argelia que, cargada con la historia del ‘atraco en el Molinar’ ocurrido hace 32 años en el Mundial de España, salió a jugar sin complejos y dificultó e intimidó a los alemanes que no se esperaban que los denominados Guerreros del Desierto resultaran tan descarados.

En la mente de Argelia aún está el recuerdo de aquel duelo bochornoso del Mundial de España 1982 en el que Alemania y Austria dejaron sin torneo al equipo verde.

Ese fue un gran aliciente para que los dirigidos por el bosnio Vahid Halilhodzic saltaron al campo listos a cobrar venganza.

Los Teutones dejaban espacios cuando subían al ataque y los Zorros Verdes aprovechaban para descolgar con el balón y amenazaron el marco de Manuel Neuer.

La primera mitad terminó con la sensación de que Argelia hubiera podido anotar un gol al menos para navegar con más autoridad la segunda mitad con unos alemanes urgidos de responder

eldiariony.com