Cámara baja aprueba extender fondos para infraestructuras

La iniciativa aumentaría en $11,000 millones los recursos para el Fondo Fiduciario de Autopistas con lo que puede operar hasta mayo de 2015
Cámara baja aprueba extender fondos para infraestructuras
La medida es para corto plazo y no largo como lo ha pedido el presidente Obama.
Foto: efe

Con 367 votos a favor y 55 en contra, la Cámara de Representantes aprobó el martes una iniciativa que aumentaría en unos $11,000 millones los fondos para vías e infraestructuras, lo cual significa que provee de recursos al Fondo Fiduciario de Autopistas hasta mayo de 2015.

Tras la aprobación en la Cámara Baja, se espera que e Senado considere un texto silimar, de lo contrario el proyecto de ley, el l Fondo Fiduciario de Autopistas quedaría insolvente en agosto próximo.

El proyecto de ley aprobado por la cámara baja fue presentado por el presidente del Comité de Medios y Arbitrios, David Camp.

El Senado tiene en consideración un proyecto similar, valorado en $11,000 millones y respaldado ya por el comité de Finanzas, por lo que, de aprobarse también en ese hemiciclo, solo sería necesario compaginarlo con la versión de la Cámara Baja y enviarlo a Obama para su firma.

La Administración de Barack Obama y los demócratas del Congreso no apoyaban una extensión a corto plazo de este calado, porque preferían un plan de varios años, pero la oposición republicana a aprobar algo así ha hecho que incluso el presidente prefiera esta solución temporal.

El presidente Obama pronunció el martes un discurso en el centro Turner-Fairbank de investigación para autopistas en McLean (Virginia), a las afueras de Washington, en el que destacó la urgencia de reparar las decadentes autopistas y puentes en todo el país.

El mandatario ha emprendido una nueva campaña ante el inminente agotamiento de recursos en el Fondo Fiduciario de Autopistas, que podría quedarse insolvente en agosto, algo que amenazaría casi 700,000 empleos en todo el país, de acuerdo con la Casa Blanca.

Después de cinco meses promoviendo su propio plan de infraestructuras, que invertiría más de $300,000 millones en las carreteras y puentes del país durante los próximos cuatro años, Obama se resignó a apoyar las propuestas de ley que debate el Congreso, que arreglarían el problema sólo por unos meses.

Obama mostró su apoyo a la legislación que debate el Congreso para evitar que se agoten los fondos destinados a dar mantenimiento a las autopistas del país, pero advirtió de que se trata solo de un parche temporal y criticó a los legisladores por no aprobar un plan a largo plazo.

“Hay proyectos de ley bipartidistas tanto en la Cámara como en el Senado que arreglarían el problema a corto plazo. Y los apoyo. Como mínimo, el Congreso debería mantener en el trabajo a la gente que ya está allí”, dijo Obama en un discurso en Virginia.

“Pero lo único que esto hace es obligarnos a afrontar la misma crisis dentro de unos meses”, advirtió el mandatario.

Con información de EFE