Ray Rice, en el ojo de un huracán que vuelve

Un video viejo y mayores detalles del mismo reabren el debate de la violencia doméstica protagonizada por figuras del deporte

Ray Rice, en el ojo de un huracán que vuelve
Rice, en aquella conferencia de prensa con su ahora esposa.
Foto: Getty Images

Tras la difusión de un video en el portal TMZ en el que aparece Ray Rice, el corredor de los Ravens de Baltimore golpeando contundentemente dentro de un elevador a la que entonces era su prometida, la organización deportiva resolvió cancelar su contrato y la NFL lo ha suspendido de forma indefinida.

El incidente que sucedió el pasado mes de marzo dista mucho de haber dado sólo raiting a un canal o página de internet –como ahora acusa la agraviada de nombre Janay Palmer, quien salió a las redes sociales a defender a su ahora esposo-, sino que puede convertirse en un escándalo de grandes proporciones, pues queda en duda inclusive el papel de la NFL en este asunto que algunos alegan ‘privado’, pero que ahora es más que público y de interés general.

Los Ravens –incluido su coach John Harbaugh– apoyaron en su momento al jugador, cuando supieron del caso en el que la prometida de Rice fue brutalmente golpeada por él dentro del elevador de un hotel casino en Atlantic City. Incluso, hoy se sabe que además de un castigo de dos partidos impuesto por la NFL a Rice en julio, gente de la liga llegó a interrogar a Palmer en presencia del jugador, una situación que expertos en violencia doméstica y encargados de la aplicación de la ley consideran completamente inadecuado, tanto como la conferencia de prensa en la que ambos aparecieron hablando de su problema. Rice fue acusado de asalto agravado en tercer grado, pero se declaró no culpable y se sometió a un programa de ‘agresores primerizos’.

Este martes, el comisionado de la NFL, Roger Goodell, anunció que habrá cambios drásticos para abordar casos de violencia doméstica, asalto sexual o cualquier tipo de acción en la que haya un despliegue de fuerza física.

Janay Rice, publicó este martes en su cuenta de Instagram una declaración en la que exime de culpa a su esposo y consideró este episodio como una pesadilla, una irrupción en su vida privada y una sucia maniobra de raiting en la que alguien –no dijo quién o quiénes- intenta quitarle mérito a los grandes logros de su esposo –a quien dijo amar-.

Por su parte, la agencia Associated Press dio a conocer este martes que posee un nuevo video –proporcionado por una fuente anónima-, que a diferencia del difundido el lunes por TMZ, tiene audio y una mejor calidad. En él se observa a la pareja proferirse obscenidades, se ve que ella escupe al rostro del deportista y acto seguido, él la noquea. AP resalta que Rice no intentó cubrir el incidente e incluso saca a su prometida del elevador ya en presencia del staff del hotel. Uno de ellos le pregunta al jugador si la mujer está ebria y si evita llamar a la policía, a lo que Rice no responde.

Ahora resta ver cómo reacciona la NFL ante contenido que dijo desconocer sobre un acontecimiento de violencia de uno de sus jugadores y al que en su momento no le dio la importancia requerida.