Cinco buenas razones para hacer ejercicio no matter the age

Especialmente durante la tercera edad, mantenerse activo físicamente ayuda a lograr un bienestar general
Cinco buenas razones para hacer ejercicio no matter the age
Ejercicios como el yoga o el acondicionamiento físico son muy benéficos en la tercera edad.
Foto: Archivo

“Es una falsa creencia que la edad es un impedimento para hacer actividad física. Ejemplo claro de esto es que un gran porcentaje de la población mayor lo realiza, ya sea por medio del baile, caminata o el cachibol pero siempre con la intención de seguir viviendo sanamente”, comenta el doctor Sergio Valdés Rojas, director de atención geriátrica del Instituto Nacional de las Personas Adultas Mayores (INAPAM) de México.

Y es que es muy interesante saber que al realizar actividad física no sólo se beneficia el organismo, sino también la capacidad de socialización, que en esa edad es fundamental para el desarrollo integral.

Los adultos mayores que asisten a los centros recreativos buscan la convivencia, y cuando se une con algún deporte o dinámica, les llama aún más la atención y se motivan a ejercitarse”, comenta el experto.

Así mismo agrega que existen 5 beneficios fundamentales que seguramente alentarán a las personas en esta etapa, a realizar actividad física:

1. Ayuda a que el adulto sea funcional, es decir, participe activamente en casa y en la sociedad.

2. Retrasa la sarcopenia, que es la pérdida de masa muscular y fuerza al envejecer.

3. Propicia la salud de las articulaciones y apoya a la correcta circulación.

4. Al estar más saludable, reduce el consumo de medicamentos, así como la depresión.

5. Evita la obesidad e hipertensión arterial.

No se necesita de un gimnasio especializado o ir a una pista profesional para entrenar y estar saludable. Por el contrario, se puede realizar hasta en los espacios más elementales.

“Si el adulto no tiene la posibilidad de salir a algún lugar de recreación, puede hacer caminata en el pasillo de su casa, hacer movimientos de calentamiento como subir piernas y brazos y hacer diversas dinámicas con una pelota, el punto es que tenga la actitud de hacerlo y de estar en buena forma”, explica el especialista.

También existen acciones que, sin saberlo, aportan el movimiento que un adulto mayor necesita y que les resulta de mucho agrado.

Entre estas actividades se encuentran:

• El baile o la danza.

• Natación y bicicleta.

• Caminata y trotar.

• Levantar pesas con poca carga.

Comenta el doctor Sergio Valdés que hay personas en este rango de edad que tienen cierto temor sobre su estado físico y que esto los orilla a dejar a un lado la actividad. Aconseja en estos casos realizarse una valoración geriátrica integral, es la mejor manera de conocer el estatus de salud, ya que en él se determina cómo está el corazón, los pulmones, así como el grado de salud de los huesos y todo el cuerpo en general.

Buscar el bienestar de nuestro cuerpo es una responsabilidad a cualquier altura de la vida en que nos encontremos. Y afortunadamente, cada día es más accesible conseguirlo, lo único que hay que hacer es decidirse a llevar una vida saludable.

Colaboración de Fundación Teletón México

“La empatía: Nos hace vivir el sentir ajeno”

Bojorge@teleton.org.mx