Fin de Comunidades Seguras no elimina el riesgo de perfil racial

Críticos sostienen que el programa seguirá permitiendo colaboración de policía local con inmigración lo que causa injusticias y desconfianza

La eliminación del programa “Comunidades Seguras”, que ayudó a deportar a casi 300 mil personas desde sus comienzos en 2008, podría resultar en una gran disminución en el número de deportaciones del interior del país, pero no será suficiente para eliminar el uso de perfil racial contra miles de latinos cada año, aseguran expertos.

Un memo del Secretario Jeh Johnson emitido junto con el resto de la acción ejecutiva el pasado 20 de noviembre anuncia que Comunidades Seguras (S-COM), un programa criticado no solo por activistas, sino por líderes policiales, alcaldes y gobernadores, será eliminado y reemplazado por el nuevo “Programa de Prioridades de Deportación”.

“Esencialmente reconocen que los críticos del programa tenían razón”, dijo Chris Newman de la Red Nacional de Jornaleros NDLON, la organización que más intensamente luchó contra el mismo.

Con el nuevo programa ICE no buscará la deportación de detenidos por policías locales a menos que hayan sido convictos de una serie específica de delitos o que sean una amenaza para la seguridad nacional. Además, ICE no emitirá órdenes de arresto contra personas en manos de autoridades locales, sino pedirá notificación de su próxima liberación.

Pero el nuevo programa, que ahora llaman PEPCOM, seguirá tomando las huellas de todos los detenidos a nivel local y comparándolas con bases de datos federales. Se estima que hay 11 millones de revisiones de huella cada año.


Lee también:

Cómo los indocumentados pueden impulsar la economía de EEUU

Alivio migratorio ayudará a millones aunque no califiquen

¿Cuánto pagar por ayuda legal para alivio migratorio?

5 puntos de las medidas migratorias de Obama

ICE revisará casos de detenidos en proceso de deportación


Segun Newman y NDLON, ese es precisamente el problema del “nuevo” programa.

“Si realmente quisieran reformar a fondo el programa y generar confianza entre la comunidad y la policía, que es lo que el Presidente Barack Obama quiere promover ahora con lo de Ferguson (donde un policía blanco mató a un joven negro que no iba armado), entonces deberían eliminar el uso de estas bases de datos”, dijo Newman.

Según Newman, S-COM y otras medidas de cooperación de policía local con el tema migratorio, han generado “una enorme cantidad de discriminación. Se han usado para meter a la gente en el sistema de justicia y no al revés, por eso este cambio no resuelve ese problema”.

Obama reconoció durante un discurso en Chicago hace unos días que los cambios propuestos por su acción ejecutiva resolvían los problemas causados por la forma en que se aplicaba la ley anteriormente.

El mandatario fue interrumpido por activistas en la audiencia y respondió “entiendo que me hubieran gritado hace un mes, pero estamos haciendo cambios”, dijo.