NY demanda transparencia a los cobradores de deudas

Las empresas tendrán que dar más información a la hora de exigir pagos

NY demanda transparencia a  los cobradores de deudas
Este año se han recibido 20,000 quejas por las prácticas de los cobradores de deudas.
Foto: Shutterstock

Las prácticas de las empresas cobradoras de deudas han sido el origen de 20,000 quejas solo este año, según las autoridades del estado de Nueva York. ¿Los motivos? Llamadas agresivas, intentos de cobrar cantidades incorrectas o a personas que no tienen deudas, entre otros problemas. Es algo que ha llevado al Gobierno de Andrew Cuomo a aumentar la transparencia de este proceso de cobro con una nueva regulación que aumenta la protección a los consumidores.

Las nuevas normas entrará en vigor en marzo de 2015 y obliga a las empresas cobradoras a dar a conocer los derechos de los deudores además de especificar detalladamente el monto de la deuda que tratan de cobrar (qué es principal, qué son intereses, qué son comisiones, cuál es la deuda original …).

Carolyn Coffey, abogada de MFY Legal Services, un grupo sin ánimo de lucro que ofrece ayuda a personas de escasos recursos, daba ayer la bienvenida a estas medidas porque en su experiencia muchos deudores reconocen su obligación pero no las cantidades que se les demanda. “Hay veces que la suma a pagar se ha multiplicado por tres porque se aplican tasas de interés que no son transparentes o comisiones que no conocen los deudores”, explica la abogada.

“La información permite que la gente pueda negociar estas comisiones, por ejemplo”, dice Coffey.

La nueva regulación obliga también a los cobradores a proveer los documentos que prueben la existencia de la deuda que intentan cobrar en cualquier momento del proceso.

En ocasiones esto es complicado porque muchas deudas son vendidas a inversores que no siempre tienen la documentación correcta.

“Mucha gente recibe llamadas por deudas ya pagadas o que no son suyas pero han sufrido un robo de identidad”, explica Coffey. Según esta abogada, no es frecuente que los cobradores tengan toda la documentación y en muchos tribunales las demandas contra los deudores se archivan cuando se pide a los acreedores que muestren los documentos que acreditan su derecho a la deuda y no los tienen.

Con los documentos que ahora exige la ley se asegura que los cobradores piden el dinero a la persona correcta y confirman al deudor que la demanda es legítima.

Otra de las novedades es que para proteger a deudores que no saben si la obligación de pagar la deuda ya ha expirado, los cobradores tienen que informar, antes de aceptar pagos, si han pasado los seis años en los que está vigente la deuda. Muchos consumidores que son demandados y no tienen representación legal no saben los efectos de estos plazos y empiezan a pagar. Si pagan se reaviva el derecho a cobrar las que se conocen como “deudas zombies”