Policía mata a un sospechoso en St. Louis

El hombre al parecer apuntó a los agentes. Hecho provocó protestas.
Policía mata a un sospechoso en St. Louis
La policía de St. Louis dijo que el hombre estaba armado
Foto: Twitter

La policía de St. Louis, Missouri, mató a tiros a un sospechoso de 19 años que aparantemente amenazó a los uniformados con un arma. El tiroteo ocurre cuando el Departamento de Justicia está a punto de cerrar la investigación sobre la muerte del joven afroamericano Michael Brown en Ferguson, ciudad cercana a St. Louis.

El vocero de la policía de St. Louis, Schron Jackson, dijo que el hecho ocurrió poco antes de las 11:00 p.m. en el cruce de Marcus Avenue y Cottage Avenue al norte de esa ciudad.

Según el jefe de policía Sam Dotson, el sospechoso era el pasajero de un Chevrolet Monte Carlo rojo que había sido robado. Los agentes habían visto al automóvil dar un giro ilegal y siguió su andar superando el límite de velocidad. El vehículo luego fue acorralado hasta que se estrelló contra un muro. Fue ahí cuando, según Dotson, el hombre se bajó del carro y apuntó a los agentes.

El sospechoso, al parecer, hizo caso omiso a la orden de arrojar el arma y dos agentes abrieron fuego. El hombre murió en un hospital local, mientras que el conductor fue capturado. El carro había sido robado en diciembre.

El hecho provocó pequeñas manifestaciones.

En tanto, el Departamento de Justicia comenzó a trabajar en un memorándum para recomendar que no se le adjudiquen cargos civiles a Darren Wilson, el policía blanco que lo hirió de muerte.

De acuerdo con The New York Times, con el memorándum se cerraría definitivamente el caso que causó gran agitación a finales del año pasado, cuando cientos de inconformes salieron a las calles a realizar violentas protestas para exigir justicia.

La resolución se dio luego de que una investigación realizada por el FBI no encontró evidencias para apoyar los cargos de derechos civiles contra el agente, dijeron los funcionarios.

Una investigación más amplia sobre violación a los derechos civiles sobre detenciones discriminatorias y fuerza excesiva por parte del departamento de policía de Ferguson continúa abierta.