DREAMers preparan protesta contra legislador Steve King

Mientras los republicanos se preparan para su "Cumbre de Libertad", los DREAMers se preparan para manifestarse ante sus puertas en Iowa
DREAMers preparan protesta contra legislador Steve King
Llegarán varios activistas DREAMers para confrontar a los republicanos en Iowa por sus posturas contra los indocumentados.
Foto: Archivo

Washington, DC. – La llamada “Cumbre de Libertad en Iowa” de este sábado busca ser una vitrina de unidad del Partido Republicano, pero los conservadores que allí se reunirán muestran fisuras en torno a asuntos como el aborto y la inmigración, y afrontan la rebelión de los moderados.

Con menos de un mes controlando ambas cámaras del Congreso, los republicanos conservadores han mostrado un frente unido contra la agenda del presidente Barack Obama, aunque sus divisiones internas sobre su futura estrategia quedaron claras la semana pasada cuando la Cámara de Representantes aprobó una medida para eliminar los alivios migratorios, incluida en la ley de gastos para el Departamento de Seguridad Nacional (DHS).

En ese caso, los más moderados consideraron contraproducente eliminar el programa de “acción diferida” de 2012, que ya protege a más de 600,000 DREAMers.

Ademas, el líder de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnell, ha reconocido que no tiene los 60 votos para aprobarla, y buscará una solución consensuada para evitar que el DHS se quede sin fondos el próximo 27 de febrero.

Luego, el miércoles pasado, los moderados obligaron a su bancada a abandonar una ley contra el aborto después de 20 semanas de gestación, y en cambio aprobaron una medida descafeinada que restringe los fondos federales para los abortos, algo que ya prohíben las leyes en vigor.

La rebelión contra la medida más estricta vino de republicanas de corte moderado y otros líderes que quieren afianzar el apoyo de las mujeres votantes en 2016.

Mientras, la Casa Blanca ha dejado claro que Obama se mantendrá a la ofensiva, respondiendo a cada ataque republicano con la amenaza de un veto, o reto para que ofrezcan alternativas que ayuden a la clase media.

En este contexto se realiza la cumbre en Des Moines, en una especie de arranque informal a la contienda de primarias republicanas para los comicios presidenciales de 2016, organizada por el legislador republicano por Iowa, Steve King, y el grupo conservador Citizens United, donde los tres grandes ausentes serán el empresario Mitt Romney, el ex gobernador Jeb Bush y el senador Marco Rubio, los dos últimos de Florida.

Al parecer, Romney pasará el fin de semana con su familia en vez de ir al encuentro. Las oficinas de Bush y Rubio no han podido precisar si éstos cancelarán sus compromisos para participar en la cumbre al último minuto.

La lista de posibles precandidatos para 2016 que asistirán a la cumbre incluye al senador por Texas, Ted Cruz; al gobernador de Wisconsin, Scott Walker, y al de Nueva Jersey, Chris Christie, y los exgobernadores Rick Perry, de Texas, Mike Huckabee, de Arkansas, y Sarah Palin, de Alaska.

También participarán el exsenador de Pensilvania, Rick Santorum, el magnate Donald Trump, y el neurocirujano jubilado Ben Carson.

Hasta las gélidas llanuras de Iowa llegarán varios activistas DREAMers para confrontar a los republicanos por sus posturas contra los indocumentados, sobre todo al legislador King, quien volvió a la mira de los activistas por sus recientes ataques contra una DREAMer invitada al discurso sobre el “Estado de la Unión”, a quien, sin mencionar por nombre, calificó como “deportable”.

La protesta en Iowa contará con grupos proinmigrantes locales y nacionales que publicaron un anuncio pagado en el diario Des Moines Register a favor de la reforma migratoria.

“El 77% de los residentes de Iowa apoya una reforma migratoria con una vía hacia la ciudadanía”, señala el anuncio.

En general, los republicanos se oponen a una “amnistía inmerecida” para los indocumentados, aún cuando un creciente número de grupos conservadores apoya la reforma migratoria.

Erika Andiola, codirectora del grupo DRM Action Coalition afirmó que ella y los demás activistas buscarán una confrontación con los posibles precandidatos, para exigirles “rendición de cuentas por sus declaraciones”.