Pistas para evitar los recargos en las tarjetas de crédito

Hay que conocer y negociar los recargos que, a veces, encarecen su uso
Pistas para evitar los recargos en las  tarjetas de crédito
Los expertos recomiendan llamar a atención al cliente para procurar eliminar o rebajar algunas comisiones.
Foto: Shutterstock .

Tal vez pagaste tu cuenta apenas un día tarde, o excediste el limite de crédito unos dólares. Todos sabemos que estas cosas pasan. Lo que muchos no saben es que no solamente hay maneras de evitar pagar algunas comisiones que penalizan cómo usamos las tarjetas sino que además hay varias maneras de ahorrar dinero conociéndolas.

El promedio de deuda en tarjeta de crédito que tuvieron las familias estadounidenses con balances en su contra fue de $15,611, según un análisis hecho por NerdWallet sobre cifras de 2014. Es una cantidad muy elevada a la que ya se suman intereses y a la que no conviene que se añada ni un solo dólar en comisiones, y mucho menos sin estas son evitables.

Aquí dejamos algunos consejos para evitar estos recargos.

Edúcate: Cada tarjeta de crédito tiene sus propias cuotas bancarias y reglas. “Cuando solicitas una tarjeta de crédito, es importante leer el acuerdo,” explica Katie Ross, directora de educación para American Consumer Credit Counseling. No es difícil de ver dónde están los recargos porque desde 2009 hay una legislación federal que obliga a las emisoras “a ser muy transparentes con estos”, explica Ross. El truco, según los expertos, es, simplemente, leer los acuerdos y ser consiente de las reglas que rigen el uso de las tarjetas.

No dudes hacer una llamada: Aun cuando conozcamos todas las regulaciones, a veces nos equivocamos o simplemente se nos olvidan. Es muy frecuente que las compañías emisoras de las tarjetas de crédito perdonen cargos por demora o pago tardío, especialmente si es tu primera vez. “Si haces la llamada, la mayoría de las veces, te lo perdonan”, dice Mike Sullivan, director de educación para Take Charge America.

Este consejo que se aplica para las comisiones por demora se puede aplicar en caso de que excedas el límite de crédito y hasta para cargos anuales.

Ross y Sullivan confiesan que pedir la eliminación de comisiones es el primer paso que toman para ayudar a sus clientes a salir de su deuda.

Los recargos para viajeros: Cuando usas tu tarjeta de crédito en el extranjero, algunas tarjetas de crédito cobran dos tipos de cargos: uno es para convertir la transacciones a dólares estadounidenses, y otro es un recargo simplemente por hacer una transacción fuera del país.

Como el primer recargo tenía mas sentido históricamente por el largo proceso de la transacción, y debido a que la ley de 2009 requiere que las reglas de recargos sean totalmente transparentes, la mayoría de las emisoras no cobran el primer recargo o mezclan los dos y te cobran entre el 1% a 3% de lo que gastas.

La buena noticia es que hay tarjetas que no lo cobran. Vale la pena optar por estas si viajas.

Si ya acumulaste comisiones por esta razón y no los quieres pagar, todavía hay la posibilidad de que te lo perdonen. Simplemente, tienes que llamar y preguntar amablemente.

La transferencia de balance no siempre es la mejor opción: Muchas compañías atraen a sus clientes con 0% de interés por transferir su balance de crédito a una nueva tarjeta. Pero expertos como Sullivan advierten que hay cargos de 3-5% del saldo para transferirlo. El consumidor tendrá que tener un plan de pago muy disciplinado para que la transferencia valga la pena.

Conoce bien tu ciclo de facturación: Una cosa es evitar recargos pagando el mínimo con interés cada mes. Otra cosa es saber cómo sacar el máximo provecho de tu tarjeta de crédito, usándola como un mini préstamo, sin interés. Para ello debes conocer el ciclo de facturación. Si pagas el total de tu balance cada mes, sabes que estas recibiendo un préstamo gratis. La ley federal ahora requiere que los bancos ofrezcan 21 días de periodo de gracia (sin interés) entre el día de cierre de tu ciclo hasta el día que tienes que pagar. Si empiezas con $0 de balance, y compras algo el día antes de que cierra el ciclo, tendrás 21 días para pagar sin interés. Pero si compras algo el día después de que cierre el ciclo, lo maximizas hasta 42 días para pagar ese balance.

Revisa tu estado de cuenta frecuentemente: Sullivan también advierte unos de los trucos que usan los criminales para el robo de identidad es hacer cargos de menos de $10 antes de empezar a usar tu tarjeta para cantidades más grandes. Esto evita una señal de alarma a la compañía de la tarjeta de crédito, al menos por un tiempo. “A veces uno no se da cuenta hasta 5 o 6 meses”, dice el experto. Por eso, es importante revisar tu estado de cuenta cada mes. Así, aparte de enterarte de cargos ajenos te darás cuenta de todas las comisiones que podrías evitar