Cuatro formas de pagar menos por los medicamentos

Estas son las mayores trampas en cuanto a medicamentos de venta con receta y cómo puedes evitarlas

Los cambios en los planes de las recetas médicas este año podrían significar que tendrás que pagar más dinero de tu bolsillo. Pero nosotros tenemos secretos para que no gastes tanto.

Los estadounidenses gastan mucho de su bolsillo en medicamentos, un promedio de $732 al año para aquellas personas que toman medicamentos de forma regular, de acuerdo a la encuesta nacional más reciente de Consumer Reports Best Buy Drugs.

Pero los nuevos cambios en Medicare y en la cobertura de medicamentos comerciales podría hacer que este año sea más difícil conseguir un buen precio. A continuación se presentan las mayores trampas en cuanto a medicamentos de venta con receta que hemos encontrado y cómo puedes evitarlas.

Tiendas como CVS, Rite Aid, Target, Walgreens y Walmart ofrecen medicamentos genéricos con descuento por tan solo $10 por un suministro de tres meses. Tú solo pagas unos cuantos dólares de tu bolsa, lo que podría ser más barato que tu seguro. Incluso el precio minorista de la tienda podría ser menos costoso que tu copago.

Mejor, ahorra: Pregúntale al farmacéutico si es más barato pagar en efectivo o usar tu seguro. Algunas farmacias deben facturar el reclamo a través de tu compañía aseguradora, a menos que les solicites lo contrario. “Siempre es una buena idea comparar el copago de tu seguro con el precio minorista de todos los días de la farmacia“, recomienda Victor Curtis, R.Ph., vicepresidente ejecutivo de farmacia de Costco Wholesale.

La mayoría de los planes de seguro médico aglomeran todos los medicamentos genéricos en un solo nivel de costo compartido. Pero algunos planes han creado un segundo nivel de medicamentos genéricos “no preferidos” que refleja los costos mayores de ciertos medicamentos genéricos. Estos medicamentos te costarían hasta $33 por copago, de acuerdo con un informe de Kaiser Family Foundation, en comparación con el copago estándar de $10 para medicamentos genéricos.

Mejor, ahorra: Antes de que te inscribas o renueves tu plan, asegúrate de que tus medicamentos están dentro de la lista preferida, llamada “lista de medicamentos cubiertos”, y trabaja con tu médico para asegurar que tomes medicamentos genéricos preferidos siempre que puedas. Esto también sucede con todos tus medicamentos, ya que los planes de seguros médicos pueden cambiar con frecuencia lo que cubren en sus listas de medicamentos cubiertos o formularios.

Algunos planes de seguro podrían ofrecer (o posiblemente requerir) que las recetas médicas de mantenimiento se surtan y entreguen por medio de su servicio de pedido por correo. Aunque puede ser conveniente, los costos pueden ser realmente más altos que los de una farmacia normal. Esto es según el análisis de 2013 de los Centros de Servicios de Medicare y Medicaid, que mostró que las farmacias de pedido por correo con frecuencia les cobran más a los planes de medicamentos de venta con receta de Medicare (tanto como un 83% más) que las farmacias de la comunidad.

Mejor, ahorra: Antes de que te inscribas, revisa los precios de pedido por correo con tu plan de salud y compáralos con los de tu farmacia local. También asegúrate de surtir todas tus recetas médicas en una farmacia, cuando sea posible, para que el farmacéutico tenga tu expediente completo y pueda alertarte sobre cualquier posible interacción peligrosa.

De acuerdo con la misma encuesta de Consumer Reports Best Buy Drugs, casi nadie (5%) se enteró del costo de su medicamento en el consultorio de su médico. En cambio, la mayoría (61%) se enteró del costo cuando recogieron su receta médica en la farmacia. Y más de la mitad dijo que se sentían incómodos o renuentes de discutir los costos con su médico.

Mejor, ahorra: Dile a tu médico que el costo, así como la seguridad y la eficacia, son importantes para ti. Y pregúntale si puedes suspender cualquier medicamento que ya no necesites.