Los niños

Un 40% de los hijos de mexicanos nacidos en EEUU tienen mayor incidencia de caries

@YurinaMelara

Los hijos de mexicanos nacidos en Estados Unidos tienen una incidencia mayor de caries sin tratar que el resto de la población, un 40% comparado con un 25%, según las autoridades de salud.

El odontólogo Mario Ramos, de la Academia Americana de Dentistas Pediátricos (AAPD), dijo que esto sucede porque culturalmente los padres hispanos no están educados sobre cómo cuidar los dientes a sus hijos.

Apenas al niño le salen sus primeros dientes, los padres deben cuidárselos. Ayudarle a cepillarse los dientes”, dijo el doctor Ramos.

Desde que el bebé tiene los primeros dientes, los padres deben escoger un dentista de confianza. Al igual que los niños tienen un pediatra de cabecera, también deberían de tener a un dentista.

“Los niños deben comenzar a ir al dentista a la edad de un año. Se aconseja a los padres que escojan un hogar dental para que ahí le den toda la información que necesita”, señaló Ramos.

Uno de los mayores contribuyentes de las caries de los pequeños son los jugos y bebidas azucaradas. Los niños no deberían tomar jugo entre las comidas para evitar que el azúcar quede en los dientes, dijo el doctor Ramos. El jugo no debe ser sustituto del agua.

Tampoco, los niños deberían de comer pan dulce o botanas dulces que se les pueda pegar en los dientes como gomitas (gummy bears).

Se debe evitar darle a los niños comida pegajosa. En general, hay que tener cuidado en la cantidad de azúcar que ingieren. Las botanas que recomendamos son fruta natural, yogurt o queso”, añadió.

El chocolate es preferible a que consuman dulces que tengan que masticar, dijo el dentista.

Los expertos recomiendan que todas las personas, incluyendo los niños se cepillen los dientes por dos minutos.

Hay cepillos dentales para niños que tienen una luz que se apaga a los dos minutos para indicarle al pequeño el tiempo que tiene que cepillarse.

En la página web de la asociación de dentistas mychildrenteeth.org hay videos que duran dos minutos que el niño puede ver mientras se cepilla los dientes.

Es muy importante que se cepillen los dientes en la noche antes de dormir… mis hijas saben que si se duermen antes de cepillarse, yo las despertaré para que se le laven los dientes. Nadie debería irse a la cama sin lavarse los dientes”, aseveró el doctor Ramos.

Para encontrar un dentista pediátrico o para más información visite la página mychildrenteeth.org

  • Los padres deben supervisar el cepillado de sus hijos.
  • Los dientes de leche también hay que cuidarlos de la misma forma que los permanentes.
  • Los padres deben revisar la boca de sus hijos para detectar la presencia de sarro, flemones o posibles caries.
  • Hay que darle el ejemplo a los niños y cepillarse los dientes por dos minutos.
  • Cambiar el cepillo de dientes cada tres meses.
  • Visitar al dentista cada seis meses, desde que el niño cumpla un año de edad.