Activistas: El daño de republicanos a latinos ni Jeb Bush podrá borrarlo

Los líderes deben comenzar a abandonar su retórica de “autodeportación” si quieren acercarse a electores hispanos, opinan expertos
Activistas: El daño de republicanos a latinos ni Jeb Bush podrá borrarlo
Jeb Bush y su esposa, Columba Garnica Gallos.
Foto: Archivo

WASHINGTON.- Aún si el exgobernador de Florida, Jeb Bush, se postula y gana la candidatura, su apoyo de una reforma migratoria no bastaría para “borrar” los errores que han alejado al Partido Republicano de la comunidad hispana y que se reflejarán en la elección presidencial de 2016, advierten expertos en el voto latino.

Los republicanos al menos deben comenzar a abandonar su retórica de “autodeportación” si quieren acercarse al electorado hispano en su intento por recuperar la Casa Blanca, advirtieron este viernes activistas y analistas convocados por la organización America’s Voice, que apoya la reforma migratoria.

Bush se describe a sí mismo como un conservador reformista,y aunque coquetea con una candidatura presidencial, no la ha declarado oficialmente.

La semana pasada, durante el encuentro anual de la Conferencia de Acción Política Conservadora, Bush dejó en claro que “no hay planes de deportar a 11 millones de personas” y que él apoya la legalización de quienes trabajan, “respetan las leyes, aprenden inglés y contribuyen a la sociedad”, pero ha criticado al presidente Barack Obama por su presunto abuso de poder al emitir los alivios migratorios para hasta cinco millones de indocumentados.

Durante una conferencia telefónica organizada por la organización, varios activistas aseguraron que la postura de Bush no logrará borrar los errores de su partido frente a los votantes hispanos, de cara a los comicios generales de 2016.

Matt Barreto, co fundador de la encuestadora Latino Decisions señaló que el Partido Republicano está consciente del daño que ha causado a su imagen, pero “no será tan sencillo borrar tantos años de retórica” y acciones negativas contra los hispanos.

“Cualquiera que salga nominado – por el Partido Republicano- tendrá difícil convencer a los latinos de por qué deben apoyar” a un republicano, afirmó.

Por su parte, Lynn Tramonte, subdirectora de America´s Voice, dijo que los republicanos, en todos los niveles del gobierno, están “obsesionados” y empeñados en aprobar medidas contra los indocumentados.

Lo que corresponde, según Tramonte, es exigir que estos candidatos expliquen que harán, si ganan la presidencia, en los primeros 100 días de gobierno y si dejarán en pie o no los alivios migratorios.

Clarissa Martínez, una vicepresidenta del Consejo Nacional de La Raza (NCLR), indicó que si los activistas suenan a “disco rayado” es porque los republicanos “siguen haciendo lo mismo” y no les importa convertir a los hispanos en “daño colateral”.

Para contrarrestar esos mensajes, NCLR organizó, el pasado miércoles, visitas al Congreso para denunciar la “agenda antiinmigrante” y defender los alivios migratorios.