¿Necesitas realmente un auto nuevo?

Quedarte con tu auto podría ahorrarte mucho dinero, pero te perderías las grandes innovaciones en seguridad, información y entretenimiento
¿Necesitas realmente un auto nuevo?
Todos los autos deberían tener bolsas de aire de cortina
Foto: archivo.

Envidia de los autos nuevos. Puede aparecer en cualquier momento. Puede agarrarte en un semáforo en rojo cuando un potente auto o un lujoso sedán se te aproximan con rapidez. O tal vez cuando el SUV (vehículo deportivo utilitario), reluciente que está estacionado al lado tuyo haga que las abolladuras de tu carcacha se noten aún más.

Supéralo.

Es muy fácil apostar a la solución rápida y dirigirte a un concesionario con la chequera en mano. Eso podría curar tu deseo automotriz, al menos hasta que comiencen los pagos. Pero si calculas los costos reales, comprar un auto nuevo podría ser una pésima jugada financiera.

El auto que manejas ahora podría ser una joya para conservar, con abolladuras y todo. Esta es la razón: los autos fabricados en la última década son los más confiables. Aunque la vida útil promedio de todos los autos en la carretera es de 11 años, muchos autos más nuevos funcionarán sin problemas por 200,000 millas o más, cuando se tratan con cuidado.

Si tu auto tiene solo unos años, quedártelo no solo te liberará de un ciclo nuevo de pagos mensuales, sino que te ahorrará dinero en seguros, impuestos y otros gastos, principalmente la depreciación.

Puede ser difícil comprender la idea de que las chapas metálicas nuevas y brillantes son un activo que se deprecia, pero los autos nuevos de la actualidad pierden el 46% de su valor, en promedio, en los primeros tres años.

Históricamente, el atractivo de los autos nuevos es la mejora en la economía de combustible. Pero los precios bajos recientes de la gasolina amortiguan ese impacto, e incluso con precios de gasolina más altos, tienes que ahorrar mucho dinero en la bomba de gasolina para compensar los golpes de la depreciación y los impuestos de venta.

Existe una gran desventaja en todo eso: tu auto actual probablemente no tiene las características de seguridad y confort más novedosas, y tu garantía probablemente ya haya vencido. Y no importa qué tan bien te trate tu auto, incluso los modelos más confiables se vuelven cada vez más problemáticos con el paso del tiempo, como lo reflejan nuestras encuestas a suscriptores.

Entonces, ¿deberías quedarte con tu auto viejo? Esto depende de muchos factores, incluidos el estado de tu auto y el de tus finanzas. Piensa acerca del costo, la seguridad y la conectividad. Si tu mecánico pasa más tiempo con tu auto que tú, y las facturas de reparaciones se acercan a los pagos que harías por un nuevo auto, probablemente sea hora de cambiarlo por uno mejor. O tal vez tu auto ande bien, pero los daños por corrosión o choques hacen que sea estructuralmente inseguro. Los únicos autos viejos con los que vale la pena quedarse son los que son confiables y seguros.

Como mínimo, un auto viejo debería tener control electrónico de estabilidad y bolsas de aire de cortina. Ambos son salvavidas.

Comprar un auto nuevo es la mejor forma de obtener los equipos de seguridad electrónicos más novedosos, como sistemas de advertencia de abandono de carril y de choque frontal, además de funciones como un sistema de advertencia de punto ciego y una cámara trasera de respaldo. Y solo los vehículos más nuevos se destacan en las difíciles y más recientes pruebas de choque de la industria de seguros.

Si buscas los sistemas electrónicos de confort y entretenimiento más novedosos, probablemente quieras un auto nuevo. Algunas características, como el Bluetooth para llamadas de manos libres, se pueden agregar a un coche viejo con equipos de repuesto, pero estos podrían no tener la integración y facilidad de uso de los sistemas de fábrica.

¿No tienes dinero para comprarte un auto nuevo? Puedes comprar algo casi nuevo. Obtendrás algunas de esas novedosas y atractivas características sin gastar tanto. Solo debes asegurarte de elegir uno de nuestra lista de autos usados confiables.

¿Todavía no puedes decidirte? Mira nuestro árbol a continuación para tomar decisiones.

Tres aspectos clave a considerar antes de comprar