Kaká arranca triunfo al NYC

Un tiro libre en los descuentos salva a Orlando y sacrifica al City en el debut de ambos en la MLS
Kaká arranca triunfo al NYC
Kaká, del Orlando City, se quita la marca de dos jugadores del NYC en la cancha del Citrus Bowl en el debut de ambos equipos.
Foto: Getty Images

ORLANDO, FLORIDA

Un disparo de Kaká, de tiro libre en tiempo de compensación, arrebató el triunfo al New York City FC en el debut de ambas escuadras en la MLS y firmó un 1-1 que apenas hizo justicia a lo mostrado por los equipos en la cancha, en un partido que mereció más goles y quizá la victoria del conjunto local.

Ante 62,510 espectadores que se dieron cita en el Orlando Citrus Bowl en Florida, la segunda mejor entrada en la historia de la MLS, el goleador español David Villa y el astro brasileño Kaká, máximas atracciones del encuentro y la liga, participaron en los goles y vivieron a la expectativa que generó el duelo de los “benjamínes” de la MLS.

“Mix” Diskerud adelantó al NYCFC con el histórico primer gol de la franquicia y la asistencia de “El Guaje” Villa al 76′.

En una gran jugada que tejieron entre ambos, Villa se quitó a un rival y tocó entre las piernas del segundo para asistir a “Mix”, que firmó con un sutil toque de derecha al palo izquierdo del arquero Donovan Ricketts, que ni con su 1.93 tendido en el aire pudo llegar al balón.

El Orlando City tuvo más la pelota en la primera mitad del partido, con un Kaká muy participativo que manejó los tiempos de los Lions a la perfección, dando la pausa cuando fue necesario y pisando el acelerador cuando se abrían espacios para hacer daño al rival.

Sin embargo, la primera oportunidad, y la única de peligro para el NYC en los primeros 45, llegó al minuto 9 en un cabezazo del delantero Adam Nemec que se fue apenas desviado del arco de Ricketts.

El Orlando City dominó con las pequeñas sociedades de Kaká con Kevin Molina y el delantero Carlos Rivas, la apuesta de Adrian Heath, DT de los Lions, al ataque, además de las incorporaciones por la izquierda de Brek Shea, que arrancó como carrilero.

Al 37′ llegó la mejor jugada de los Lions en una triangulación entre Lewis Neal, Kevin Molino y Kaká, que disparó con potencia desde la frontera del área y su disparo salió a la posición del arquero Josh Saunders y resolvió de manera acertada.

El segundo tiempo arrancó justo como terminó la primera mitad, con la marea púrpura sobre el arco del NYC.

Ni cinco minutos habían transcurrido y los Lions ya habían pisado con peligro el área de los visitantes en un par de ocasiones.

La entrada de Khiry Shelton al 62′ revitalizó el ataque del NYC, que había estado dormido, con Villa como una sombra al frente, siempre de espaldas y alejado del área rival.

Pero los grandes jugadores son así, aparecen cuando más los necesita su equipo. Villa se deshizo de dos rivales y pasó a Diskerud para la apertura del marcador, mientras que Kaká, el mejor jugador del partido pudo rescatar un agridulce empate cuando el encuentro agonizaba

eldiariony.com