Brown: Postura republicana antiinmigrante no es cristiana

California figura entre los 14 estados que presentaron su apoyo a los alivios migratorios
Brown: Postura republicana antiinmigrante no es cristiana
El gobernador de California, Jerry Brown, se dirigió a periodistas al salir de la Casa Blanca el viernes.
Foto: María Peña

Washington.Los republicanos deben cesar su “guerra” contra los inmigrantes porque su postura en contra de los alivios migratorios es “troglodita” y “no cristiana”, afirmó este viernes el gobernador demócrata de California, Jerry Brown.

“Yo diría que la postura republicana es troglodita en el mejor de los casos, y no cristiana, en el peor de los casos”, dijo Brown a los periodistas al salir de una reunión en la Casa Blanca.

El gobernador calificó de “desafortunado”, tanto para los inmigrantes afectados como para los mismos republicanos —que necesitarán el voto hispano en 2016—, si la batalla legal se prolonga y no se ponen en marcha los alivios migratorios.

LEE TAMBIÉN: Guía de la Acción Ejecutiva

“Desearía que los republicanos cambien de parecer porque le están declarando la guerra a millones de personas, no solo a los indocumentados sino también a la gente que simpatiza con ellos”, afirmó Brown.

En general, los republicanos insisten en que el presidente Barack Obama se ha excedido en sus poderes ejecutivos al emitir medidas unilaterales para poco más de cuatro millones de inmigrantes indocumentados.

En ese sentido, el legislador republicano por Texas, Ted Pope, vaticinó hoy, en declaraciones al canal conservador Newsmax, que Obama “va a perder” la demanda de 26 estados que se ventila en un tribunal federal en Brownsville (Texas), y “pasarán meses antes de que se pronuncie un tribunal” al respecto.

California figura entre los 14 estados y el Distrito de Columbia, sede de la capital estadounidense, que el jueves presentaron ante el tribunal federal un documento de apoyo a los alivios migratorios.

Brown defendió esa decisión al señalar que, a su juicio, Obama está actuando “de forma legal, constitucional y sabia”, en un asunto que respeta los derechos humanos de los inmigrantes.

Según el Centro para el Progreso Estadounidense (CAP), 1,214,000 indocumentados en California califican para los alivios migratorios. Con un permiso de trabajo, esos inmigrantes aportarían unos $904 millones a las arcas del Estado en un plazo de cinco años.

LEE TAMBIÉN: Gobierno presentó apelación para desbloquear Alivios Migratorios

Pero el juez federal Andrew Hanen ha frenado temporalmente los alivios migratorios, a la espera de que se resuelva la demanda de los 26 estados, casi todos en manos republicanas.

El Departamento de Justicia ha recurrido al quinto circuito de apelaciones en Nueva Orleans (Luisiana) en busca de que se anule el fallo de Hanen, y ese tribunal ha dado plazo a los demandantes hasta el próximo 23 de marzo a que respondan a la petición del gobierno.

Para Brown, la batalla de los republicanos contra los alivios migratorios encaja en el patrón que han establecido para “minar” a Obama y profundizar las divisiones en el país.

Esta mañana, un grupo de 104 académicos y expertos en Inmigración emitieron una declaración conjunta en la que tacharon la decisión de Hanen como “profundamente errada”.

Según los expertos, el Ejecutivo tiene amplia autoridad para el uso de la “discreción procesal” para determinar a quiénes protege de la deportación e incluso otorga permisos de trabajo.

Por otra parte, Brown expresó su apoyo a la eventual candidatura presidencial de Hillary Clinton, y aconsejó a los demócratas a no ponerle trabas en las primarias en 2016.

El gobernador alentó, sin embargo, un “debate riguroso” con los republicanos en asuntos como la reforma migratoria, la reforma de salud y el cambio climático.

Brown se reunió en la Casa Blanca con altos funcionarios de la Administración Obama para discutir asuntos como la sequía, el cambio climático y un polémico proyecto de recursos hídricos en California.