No es cuestión de edad sino de actitud

¿Qué tanto importa la edad en una pareja?
No es cuestión de edad sino de actitud
La madurez no te la da cuantos años hayas vivido, sino como has vivido tus años.
Foto: Morguefile

Les confieso que siempre me atraían los hombres un poco mayores que yo. Para mi, la edad de un hombre representaba madurez y experiencia. En el fondo, esperaba que por su edad, valorarían más a una mujer. Sin embargo, al pasar de los años, me dí cuenta que lo que importa no es el número de años que tenga una persona, sino cómo ve la vida, cómo enfrenta los desafíos y algo clave: la química.

“No es cuestión de edad, Carolina, es cuestión de actitud”, me explicaba mi amiga Luna quien tiene una relación amorosa con un hombre 17 años menor que ella.

Conozco a Luna hace mucho tiempo y apenas me vengo a enterar que existe esa diferencia de edad entre ellos. ¿Saben por qué? Porque aunque mi amiga no tiene ni media cirugía plástica, se ve igual de joven que su pareja. Su forma tan positiva de enfrentar su día a día, la hace verse por fuera como se ve por dentro: joven.

Al mismo tiempo, he conocido hombres que aunque tienen 15, o hasta 20 años más que una mujer, actúan con la inmadurez de un niño de 18 años, y eso, ni la mayor cantidad de canas y arrugas puede cambiar. La madurez no te la da cuantos años hayas vivido, sino como has vivido tus años.

Creo que como sociedad seguimos siendo muy ciegos y en cierta parte ignorantes cuando -sin saber- juzgamos, miramos mal o hasta murmuramos cuando conocemos a una pareja dispareja de edad. Si a ellos no les importa, entonces no metamos las narices donde no nos están llamando.

Mi propio abuelo era más de 20 años mayor que mi abuela y a pesar de la diferencia de edades, se amaron profundamente hasta el último día de sus vidas. ¿Los criticaron? mucho. ¿Hasta cuándo? toda la vida. Pero ¿eran felices? más que nadie. De hecho, mi abuela murió primero que mi abuelo, así que ni siquiera la muerte se fija en las cuestiones de la edad.

Mi amiga me confiesa que la clave de su relación con alguien mucho menor que ella, ha sido la gran química que ella tiene con su novio. Nadie puede obligarte a sentir esas maravillosas mariposas en el estómago cuando vemos a la persona que nos gusta. Nadie puede obligarnos a dejar de amar a alguien mayor o menor que nosotros. La química que existe entre dos personas no tiene precio y mucho menos conoce edades.

Yo, Carolina, la mujer que siempre pensó que debería encontrar a un hombre mayor para que me entendiera, me dí cuenta que no era cuestión de edad. Mi esposo tiene sólo tres meses más que yo y es igual o más maduro que uno de 65.

¿Qué tanto importa la edad de tu pareja?

Espero sus comentarios,

www.CarolinaSarassa.com

@CarolinaSarassa