El éxito de invertir en la libertad

Considere que los mercados libres producen mejores economías
El éxito de invertir en la libertad
Las economías libres son mejor opción para invertir.
Foto: Shutterstock

El nexo entre la libertad económica y la prosperidad es una realidad que está muy documentada. Esto significa que, al momento de diversificar su cartera con tenencias extranjeras, usted debería hurgar en las economías más libres del mundo.

Hagamos un ejercicio de reflexión sencillo. ¿Usted preferiría invertir en Corea del Sur, “líder mundial en electrónica, telecomunicaciones, producción automotriz y construcción naviera”, o en Corea del Norte, donde “la corrupción es endémica en todos los niveles del estado y la economía”?

The Heritage Foundation, que clasifica a los países según su libertad económica en los últimos 20 años, muestra sistemáticamente que los mercados libres producen mejores economías. Asignan recursos de manera más eficiente. Una planificación centralizada no puede conocer y responder a todas las señales con la misma rapidez con que lo hacen los mercados libres.

Durante más de una década hemos propugnado invertir en la libertad, es decir, la idea de que invertir en países con puntuaciones elevadas de libertad económica debería generar mejores rentabilidades que aquellos con economías más controladas o restringidas.

Esta estrategia de inversión ha demostrado ser exitosa. Los seis países más libres –a los cuales podemos referirnos como los “seis libres”– fueron Hong Kong, Singapur, Australia, Nueva Zelanda, Suiza y Canadá. La rentabilidad de los índices de cada uno de los “seis libres” superó  la rentabilidad del índice de mercados desarrollados extranjeros, MSCI EAFE.

No se puede invertir directamente en un índice, pero es posible invertir en un producto que intente replicar un índice. En 2014, la rentabilidad neta promedio de los fondos iShares MSCI que supervisan los índices de los “seis libres” (EWH, EWS, EWA, ENZL, EWL, EWC) fue de 2,88%, por lo que superaba al fondo EAFE (EFA), que estaba en rojo, en 7.92 puntos porcentuales.

Las rentabilidades netas reflejan lo que queda tras deducirse la retención impositiva, a la tasa máxima apropiada de ese país. En algunos países, como Nueva Zelanda, las empresas pagan una gratificación a sus accionistas extranjeros para compensar el crédito fiscal que los accionistas locales pueden reclamar.

Además, las rentabilidades están convertidas a dólares de EEUU. Este año, esa conversión perjudicó a las acciones extranjeras, debido a que el dólar estadounidense se revalorizó frente a la mayoría de las divisas. Si todo se mide en monedas locales, la rentabilidad promedio de los “seis libres” fue mucho más elevada, de 10.44%.

Otra razón más que hace de los “seis libres” una gran inversión es que estas divisas mantienen mejor su valor cuando el dólar se fortalece. A lo largo de 2014, el dólar se fortaleció, en promedio, 12.79%, según el índice del USD, pero tan solo 6.52%, en promedio, frente a las divisas de los “seis libres”.

Estados Unidos supo ser económicamente libre, pero bajó un escalón a la categoría de “mayormente libre”, en 2010. Con todo, se ubica en el puesto 12 en el ranking de los países más libres del mundo. Además, puesto que el cambio de divisas no es una complicación, las inversiones locales continúan siendo una porción grande de nuestra asignación de activos. Para la parte de las acciones extranjeras, ponderamos aquellos países clasificados como libres con respecto a los que tienen puntuaciones más bajas.

La libertad económica es importante. Incluso en 2014 —un mal año para las inversiones extranjeras—los “seis libres” exhibieron un aumento de las rentabilidades con respecto al resto del mercado mundial.

Siga a AdviceIQ en Twitter, en @adviceiq.
David John Marotta es planificador financiero certificado y fiduciario de inversión acreditado, y es presidente de Marotta Wealth Management Inc., en Charlottesville, Virginia, donde se desempeña como planificador financiero por honorarios y brinda servicios de gestión patrimonial en http://www.emarotta.com, y a través de su blog marottaonmoney.com. Tanto el autor como los clientes a quienes representan suelen invertir en las inversiones mencionadas en estos artículos. Megan Russell es analista de sistemas de la compañía. Es responsable del análisis de problemas y desafíos, y de encontrar soluciones eficientes para estos.
AdviceIQ publica artículos de calidad sobre finanzas personales, escritos por asesores financieros y editores de AdviceIQ. Clasifica a los asesores de su área por especialidad, incluyendo a pequeñas empresas, doctores y clientes de recursos modestos, por ejemplo. Aquellos que registran el mayor número de clientes en una determinada categoría de especialidad  se clasifican en los puestos más altos. Asimismo, AdviceIQ examina los asesores clasificados de modo que sólo  participen aquellos con historiales reglamentarios impecables. AdviceIQ fue lanzado el 9 de enero de 2012 por ejecutivos, editores y tecnólogos experimentados de Wall Street. En este momento, los inversionistas podrán ver muchas clasificaciones de asesores, si bien en algunas áreas se clasifican solo unos pocos. Consulte la clasificación con frecuencia, ya que miles de asesores son en este momento analizados por AdviceIQ. Aparecen nuevos asesores clasificados a diario.

 

Alrededor de la web