Hispanos no se atienden las caries

Los CDC informaron que más hispanos tienen caries sin tratar que blancos no hispanos
Hispanos no se atienden las caries
Los hispanos tienen menos acceso a servicios dentales.
Foto: Shutterstock

Atlanta – Al parecer, la atención dental es una de las carencias en materia de salud entre los hispanos, debido a la falta de accesibilidad.

La agencia EFEUSA informó que una mayoría en Estados Unidos tiene caries, y entre ellos los hispanos superan a los blancos no hispanos en la falta de tratamiento de esta erosión dental, reportaron los Institutos Nacionales de Salud (NIH) y los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC).

Cerca del 91% de los adultos entre 20 y 64 años en el país tiene caries permanente, y el 27% de éstas no ha sido tratada, según el reporte.

El informe encontró que la proporción de caries sin tratar era mayor entre los hispanos (36%) y afroamericanos (42%), en comparación con los blancos no hispanos (22%).

Asimismo, el porcentaje de personas con caries a los 65 años aumenta a un 96%, con al menos uno de cada cinco sin tratar.

El informe encontró que entre los adultos de 65 años o más, la pérdida total de dientes fue menor en los hispanos (15%), en comparación con los blancos no hispanos (17%).

Las autoridades destacaron la necesidad de redoblar esfuerzos para mejorar la salud dental de los estadounidenses, en especial de aquellos más propensos a padecer de este tipo de problemas.

Entre las barreras citadas en el estudio, se encuentra la falta de acceso a cuidado dental preventivo, falta de cobertura dental y difícil accesibilidad a servicios dentales cercanos a la zona de residencia.

De acuerdo con un estudio de los CDC divulgado previamente, el 27% de los menores hispanos entre 6 y 11 años tiene caries en un diente permanente, en comparación con cerca del 18% de los niños blancos no hispanos y asiáticos.

Asimismo, la proporción de caries sin tratar en dientes primarios fue dos veces más alta entre los menores hispanos entre 2 y 8 años que entre los menores blancos no hispanos, según los CDC.