Bloqueo de DAPA afecta a todos los trabajadores

Al incorportrar a la economía forma a millones de indocumentados mejoraría los salarios en el país y se crearían unos 20,000 nuevos empleos, revela informe

Washington.- El programa de “acción diferida” para adultos indocumentados, conocido como “DAPA”, que debía comenzar este martes de no haber sido suspendido por orden judicial, aumentaría los sueldos de todos los estadounidenses y crearía más de 20,000 empleos al año si se pusiera ya en marcha, según un análisis divulgado este martes por el Centro para el Progreso Estadounidense (CAP).

Hace seis meses, el presidente Barack Obama anunció la extensión del programa de “acción diferida” (DACA) para “Dreamers” y “DAPA” para adultos con hijos residentes legales o ciudadanos, pero ambos alivios migratorios se encuentran trabados por órdenes del juez federal Andrew Hannen.

Ambos programas darían cobijo de las deportaciones durante tres años a cerca de cinco millones de indocumentados, pero fueron suspendidos por Hannen mientras se estudia una demanda de 26 estados que buscan eliminarlos.

Lea también: Conservadores promueven plan de reforma migratoria

DACA” debió comenzar el pasado 18 de febrero mientras que “DAPA” debía entrar en vigor hoy.

Beneficios económicos

Según un análisis del CAP, la suspensión de “DAPA” supone pérdidas para la economía nacional, si se toma en cuenta que el programa, una vez implementado:

  • De forma cumulativa, incrementaría en $164,000 millones el Producto Interno Bruto (PIB), o la productividad económica del país en diez años.
  • Aumentaría en $88,000 millones los ingresos de todos los trabajadores estadounidenses en una década y en $74,000 millones para los beneficiarios de “DAPA” en ese período.
  • Crearía 20,538 empleos cada año en la próxima década.
  • Aumentaría la recabación de impuestos a la nómina por $16,700 millones en un plazo de cinco años.

Repercusiones políticas

El análisis del CAP también da cuenta de las repercusiones políticas de la continua demora en la implementación de “DAPA”, que beneficiaría a 3.7 millones de inmigrantes indocumentados.

Es que estos inmigrantes, a su vez, tienen en su conjunto 5.5 millones de hijos nacidos en Estados Unidos, de los cuales más de la mitad –un total de casi 600,000- están en edad de votar.

Lea también: Activistas prometen luchar por alivios migratorios y reforma para todos

Para las elecciones presidenciales de 2020, 1,7 millones más también podrán acudir a las urnas.

Cerca del 60% de los latinos inscritos para votar ha dicho que conocen a familiares, amigos o compañeros de trabajo “sin papeles”.

Por tanto, el documento señala que es “innegable” que a estos jóvenes votantes les afecte el bloqueo de un programa que protegería de las deportación a sus seres queridos.

Según encuestas citadas por el análisis, el 89% de los votantes latinos apoya los alivios migratorios anunciados por Obama el pasado 20 de noviembre, al igual que los respalda el 65% de los votantes asiáticos en 11 estados.

Además, los estadounidenses en general apoyan “DAPA”, por un margen del 76% contra el 19% en contra.

La suspensión de “DAPAha provocado un “día de acción nacional” en varios estados del país, al tiempo que en Washington, varios líderes demócratas del Congreso, entre ellos el legislador por California, Xavier Becerra, reiteraron la urgencia de aprobar una reforma migratoria integral.

Lea también: Critican estrategia contra migración centroamericana

Aunque no estuvo en la rueda de prensa de los demócratas, la líder de la minoría en la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, emitió un comunicado en el que acusó al “extremismo antiinmigrante republicano” de privar de su dignidad a los beneficiarios de los alivios migratorios.

“Seguiremos presionando hasta que las acciones ejecutivas de Obama” sean adoptadas para ayudar a los indocumentados, prometió Pelosi.