¿Soy o no Soy?

Tú decides: Información sobre la soja y sus derivados y los efectos que tiene en nuestra salud
¿Soy o no Soy?

La soja (soy, en inglés) es uno de los alimentos “sanos” más controvertidos que existen. Para unos es un milagro curativo y para otros un veneno. Hace poco leí un estudio que explicaba los problemas que nuestro cuerpo tiene para procesar el estrógeno de la soja y los problemas hormonales y de tiroides que puede ocasionar.

Hace unos años, cuando empezó la guerra contra los lácteos, la soja se convirtió en la alternativa favorita. Hasta mi hermana María se convirtió a la leche de soja y me decía que al principio le sabía a “frijoles”.

Para las personas que tienen problemas de tiroides, la soja no es recomendable en ninguna de sus formas. ¿Sabes por qué? La soja, igual que las crucíferas, contiene Goitrina, una sustancia que impide que el tiroides absorba el yodo, que fomenta la formación del bocio y provoca anomalías diversas en la función tiroidea. Si el cuerpo no puede usar correctamente el yodo, la creación, conversión y secreción de las hormonas T4 y T3 puede verse afectada.

Nos venden la soja como un alimento “sano”, aunque…

· La soja reduce la asimilación del calcio, magnesio, cobre, hierro y zinc.
· Los alimentos que contienen soja pueden producir una mayor necesidad de vitamina D.
· La neurotoxina MSG se forma durante el proceso alimenticio de la soja y encima se añade como aditivo a muchos alimentos que contienen soja.
· Los alimentos que contienen soja tienen un nivel elevado de aluminio, que puede resultar tóxico para el sistema nervioso y los riñones.
· Los niños que han sido alimentados con leche de soja tienen una mayor tendencia a padecer tiroiditis autoinmune.
· En algunos casos, la soja impide que el cuerpo absorba las medicinas para el tiroides.

La soja contiene un alto nivel de estrógenos. El exceso de estrógenos impide que el tiroides emita hormonas tiroideas y la conversión de estas en el hígado.

Si quieres cuidar tu tiroides, necesitas darle un descanso a los productos que contienen soja. La soja está escondida en muchos alimentos de comida rápida y procesada. Asegúrate de leer bien las etiquetas de los productos que consumes.

Cova Nájera es Especialista en Salud Integrativa y estudió en el Institute of Integrative Nutrition de Nueva York. Vive a caballo entre Nueva York y Miami y trabaja con clientes de todo el mundo a través de sus programas personalizados de coaching. Le encanta trabajar con pacientes de tiroides y con mujeres que quieren mejorar su salud, bienestar y calidad de vida. Lo que verdaderamente le apasiona es poder ayudar a las personas a evitar el difícil momento que ella misma vivió con su diagnóstico y enfermedad de tiroides y compartir todo lo que ha aprendido desde entonces.

Para más información sobre los programas de Salud Integrativa y Tiroides de Cova o para solicitar una cita, visita http://www.covanajera.com o por email: hello@covanajera.com