Pros y contras de ejercitarse en pareja

La seguridad de ambos es clave en el proceso
Pros y contras de ejercitarse en pareja
Para el entrenador físico y terapeuta atlético Alexander Cruz es favorable entrenar en pareja porque se ayudan entre sí.
Foto: Shutterstock

Hace dos años, Paul Díaz y Lynestie Labrada comenzaron a practicar Crossfit juntos para unirse más como pareja. Deseaban aumentar su actividad física y se motivaron con este tipo de deporte tan en boga a nivel mundial.

Sin embargo, su relación matrimonial queda a un lado cuando entran a la puerta del gimnasio pues ahí se convierten en compañeros y hasta en rivales.

“Al principio para mí fue muy duro pues nunca en mi vida había desarrollado algún gusto o disciplina por algún deporte. Él me había pagado membresía de diferentes gimnasios y sólo los visitaba para estrenar ropa. Finalmente, esto de comenzar algo nuevo y ver un cambio en tu cuerpo y relación me agradó mucho”, destacó la joven de 27 años.

“Entrenar juntos en pareja desarrolla un gusto y admiración por tu pareja ya que descubres debilidades y fortalezas a medida que pasan los días y meses de entrenamiento. Empiezas a admirar el esfuerzo y el apoyo por tu otra mitad”, recalca la supervisora de una aerolínea en Estados Unidos.

Por su parte, el esposo, además de un reto, ve la oportunidad como otro momento para compartir juntos ya que por cuestiones laborales muchas veces tienen horarios distintos y el tiempo de verse es limitado.

En el Crossfit somos esposos, amigos y compañeros, nos ayudamos, nos retamos y compartimos ese momento de algo que nos gusta a los dos y eso es importante”, expresó Díaz.

Adiós, ego

Así como ellos son muchas las parejas que deciden inscribirse en algún gimnasio o hacer algún tipo de actividad física juntos. Pero ¿es beneficioso hacer ejercicio en pareja?

Para el entrenador físico y terapeuta atlético Alexander Cruz, es favorable entrenar en pareja porque además de pasar más tiempo con tu media naranja, se ayudan entre sí.

pareja ejercicio

“La compañía con tu pareja te sirve de estimulación, de motivación, se están ayudando y también mejoran su relación porque están haciendo cosas en común”, relató el profesional de acondicionamiento físico de World Fitness Gym, en Río Piedras.

A su juicio, toda persona que decida entrenar en pareja debe tener en cuenta que cada cual tiene objetivos diferentes o algún tipo de condición y no necesariamente pueden seguir la misma rutina, por lo que la madurez es bien importante en ese aspecto.

“Las personas tienen problemas posturales, trabajos diferentes, algunas condiciones físicas y no pueden hacer el mismo entrenamiento o el mismo ejercicio del otro, pero se pueden hacer otras rutinas semigrupales. Aquí el ego lo dejamos afuera”, agregó Cruz.

Por su parte, para el entrenador personal Kevin Acevedo, aunque existen ciertos “issues” mínimos que pueden empañar ejercitarse en pareja son más los beneficios que se pueden adquirir como parte de este tipo de entrenamiento.

Las ventajas son muchísimas. Tienes más tiempo de compartir en pareja, te enfocas en los puntos débiles de cada uno. Se pueden ayudar entre ellos. Si hay uno que levanta más peso puede ayudar al otro”, contó el también instructor de clases grupales.

Ojo con los celos

Acevedo resalta que aunque la pareja tenga diferente meta en el entrenamiento, dado que uno puede que entrene para aumentar masa muscular, mientras su media naranja lo que quiere es perder peso, se pueden hacer ajustes para lograr armonía.

“Las parejas siempre van a tener opciones para entrenar. Siempre se puede modificar dependiendo del peso… Alternativas siempre hay, se hace la misma rutina, pero con diferente peso”, señaló el asistente de gerente de World Fitness Gym en Río Piedras.

crossfit

Sin embargo, a pesar de todos los beneficios antes mencionados a la hora de entrenar con tu pareja, la inseguridad y los celos podrían afectar este tipo de actividad física.

Los celos pueden influir. También la inmadurez de la persona y de la relación puede afectar este tipo de entrenamiento. Siempre habrá alguien que mire a tu pareja”, añadió Acevedo.

Precisamente, esa seguridad en la relación es la que ha ayudado a Paul y a Lynestie a seguir entrenando sin protagonizar problemas de celos e inseguridad. Al contrario, según la joven, ejercitarse con su pareja por más de dos años los unió más, al punto de que hace sólo semanas se juraron amor eterno en el altar.

– Luis Alfonso Oliveras Quiles