Proponen soluciones contra la pobreza

Aumento de salario mínimo y vivienda asequible ayudarían a los que intentan sobrevivir en Nueva York
Proponen soluciones contra la pobreza
Maria Rijo con cuatro de sus hijos.
Foto: Gerardo Romo / El Diario

Todo lo que pide María Rijo para mitigar en parte sus dificultades económicas es un apartamento con baja renta. Con esa ayuda podría tener un poco mas de dinero para solventar el mantenimiento de sus cinco hijos.

“Lo que me da más duro es el pago de la renta”, confesó la madre dominicana que a duras penas paga mensualmente un alquiler de $1,575 por un apartamento de dos habitaciones en El Bronx.

El dinero de la renta proviene de la ayuda que recibe del Seguro Social Suplementario, que perciben ella y su mamá, que también reside en la vivienda. Agregando que  “al final me quedo sin un peso”. Parte de la comida para sus hijos de 15, 13, 7, 5 y 2 años proviene de la despensa de la Iglesia La Española, en El Bronx, de donde es miembro y sirve como voluntaria.

Maria Rijo y sus hijos caminando en El Bronx hacia su casa. Foto de  Gerardo Romo
Maria Rijo y sus hijos caminando en El Bronx hacia su casa. Foto de Gerardo Romo

“Me la paso haciendo malabares”, describe Rijo de 37 años, al referirse al pago de los servicios. Aunque ha buscado trabajo, no encuentra nada con lo que pueda alternar con el cuidado de sus hijos.

Es precisamente la vivienda asequible y el aumento del salario mínimo parte de las recomendaciones hechas por varios expertos que acudieron el viernes a una audiencia pública realizada por varios comités de la Asamblea estatal para tratar de combatir la pobreza, especialmente en las familias con niños.

Maria Rijo recibe ayuda del Seguro Social Suplementario.
Maria Rijo recibe ayuda del Seguro Social Suplementario.

Joel Berg, director de la Coalición Contra el Hambre, indicó que el índice más alto de pobreza infantil está en El Bronx con 43%. “Sabemos que, desafortunadamente, estas cifras recaen en las comunidades inmigrantes”.

Berg se refirió a los números recientemente dados a conocer por la Oficina del Censo, que indican que en 2014 vivían bajo el umbral de la pobreza el 14.6% de los neoyorquinos, una cifra que no varió comparado con 2013. Casi el 30% de los niños de toda la ciudad viven en la pobreza.

Aunque el experto admitió que no existe “una fórmula mágica” para solucionar el problema, dijo que un primer paso sería el aprobar el aumento del salario mínimo. “La gente paga mas de lo que gana”, subrayando que “una familia que gana $20.000 al año y que paga $24,000 en alquiler, los forzará a vivir endeudados”.

El asambleísta Marcos Crespo, uno de los que presidió la audiencia, asegura que “el aumento del salario mínimo es una herramienta, pero debemos ir más allá y diseñar leyes que ayuden directamente a los afectados”.

Es por esta razón que Crespo del Puerto Rican/Hispanic Task Force, junto a sus colegas los asambleistas Donna Lupardo, Comité de Familias y Niños; Andrew Hevesi, Comité de Servicios Sociales; Catherine Nolan, Comité de Educación, están realizando -desde agosto- una serie de audiencias públicas y en base a las propuestas, diseñar proyectos de ley.

El Comisionado de Recursos Humanos de la Ciudad, Steven Banks, durante su testimonio, invitó a los miembros del panel para que evaluaran el actual nivel de renta de la ciudad y el subsidio de vivienda subyacente, que no ha variado desde 2003. Una familia de tres recibe $400 y $215 por un adulto soltero.

A nivel municipal, un portavoz del Concejo aseguró al respecto que “el Consejo ha trabajado en colaboración con la Administración para aumentar los fondos fiscales del programa de Asistencia Alimentaria de Despensas de Emergencia, EEAP, en 2016 por $ 1,800.000. ha financiado más de $ 3 millones en iniciativas para apoyar los programas críticos que ayudan a los trabajadores neoyorquinos de bajos ingresos en el acceso a los alimentos”.

El gobernador Andrew Cuomo se ha pronunciado a favor de aumentar el salario mínimo de $8.75 a $15. “Aumentar el salario no es solo una cuestión económica, es un tema de derechos civiles. Tiene atrapadas a millones de familias en la pobreza. Es un círculo vicioso que los deja en permanente desventaja”, dijo.

No será sino hasta enero -cuando regrese a sesionar la Legislatura- que la propuesta podría ser puesta en el tapete para su discusión.

El próximo 17 de octubre se llevará a cabo, en el Bajo Manhattan, una audiencia en relación al crecimiento de la tasa de pobreza de los latinos mayores en el estado de Nueva York.

Los pobres que no son reconocidos como pobres

El Censo de Estados Unidos define el nivel de pobreza federal a una familia de cuatro con un ingreso de $ 24,250 al año

Pese a que la familia de Margarita Martínez, de 45 años, tiene dificultades para comprar comida y pagar servicios, no está considerada como pobre.

Su esposo, que es el único que trabaja para mantenerla a ella y sus tres hijos, gana $33.000 al año. Con esto tienen que pagar $1.171 al mes de alquiler, el resto es para pagar los servicios y demás gastos.

“Para el gobierno nosotros somos millonarios y nos vemos en problemas para comer”, dijo Martínez, de origen mexicano residente en El Bronx y que admite que acude a una despensa de alimentos para abastecerse de mercado una vez por semana.

Pobreza en números

  • 30% niños en la ciudad viven en la pobreza
  • 42% El Bronx
  • 33.2% Brooklyn
  • 29.8% Manhattan
  • 20% Queens
  • 18.7% Staten Island
  • 20.000 niños viven en el sistema de los que no tienen casa
  • 2,000 o más niños cuando nacen van del hospital a un albergue
  • 1 de cada 5 residentes viven debajo del umbral de la pobreza a nivel federal