Terry Collins, el rostro del optimismo de los Mets

Con la mente puesta en la Serie Mundial, algunos elementos de la novena neoyorquina acuden a una práctica al Citi Field

La Serie Mundial comienza el martes y mientras Reales y Azulejos definían al campeón de la Liga Americana, los Mets prefieren disfrutar del banderín de la Nacional que ganaron la noche del miércoles en Chicago y mantenerse enfocados en el siguiente gran reto.

Varios peloteros de los Mets acudieron este viernes a Citi Field para seguir practicando. El manager Terry Collins indicó que el entrenamiento no era obligatorio porque prefirió dar un día extra de descanso a fin de que se recuperen algunos jugadores que terminaron con molestias en Chicago.

Uno de ellos fue Yoenis Céspedes, quien salió del terreno de juego en el segundo inning del cuarto juego en Chicago con molestias en el hombro izquierdo. “Los doctores nos dijeron que él va a estar bien”, indicó el timonel sobre el jardinero cubano, quien recibió una inyección de cortisona el jueves. “Ayer le dijeron que hoy no bateara, así que yo no lo quise aquí”, agregó.

LEE: ‘Metsmanía’ se apodera de Nueva York (FOTOS Y VIDEOS)

Tampoco hicieron presencia el Jugador Más Valioso de la Serie de Campeonato de la Liga Nacional, Daniel Murphy, ni el capitán David Wright, o los abridores Matt Harvey, Jacob deGrom y Noah Syndergaard.

Sí acudieron los pitchers dominicanos Bartolo Colón y Jeurys Familia; el campo corto venezolano Wilmer Flores; el receptor Travis d’Arnaud, los novatos Michael Conforto y Matt Reynolds; así como los  veteranos Juan Uribe y Kelly Johnson.

Collins se abstuvo de anunciar el roster para la serie decisiva. “Cuando sepamos a qué equipo vamos a enfrentarnos, eso determinará en gran medida quiénes van a estar en el roster”, indicó el timonel. Pero se da por descontado que Uribe será reactivado el lunes, dada la experiencia del infielder dominicano en el “Clásico de Otoño”, que ganó en 2005 con los Medias Blancas de Chicago y en 2010 con los Gigantes de San Francisco.

A pesar del sol brillante, tanto los jugadores como el manager y los coaches vistieron una sudadera color azul cielo, el mismo de la gorra, con las palabras “World Series”.  Collins, que a sus 66 años, será el manager de mayor edad que debute en una Serie Mundial, dijo que se siente muy bien de portar ese logo.

Collins tampoco se mostró preocupado por los varios días de descanso que tiene su equipo para empezar la disputa de la Serie Mundial, algo que ha afectado a otras novenas.

“Después que ganamos (el Este de la Liga Nacional) en Cincinnati, tratamos de dar descanso a los muchachos y les dimos días libres; empezamos la postemporada y hemos jugado de forma brillante, así que vamos a hacer lo mismo”, manifestó el timonel.

No obstante, contó que el jueves tras regresar a Nueva York hizo algunas llamadas. “La respuesta general que recibí fue que no hay nada que pueda hacer al respecto, aunque trate con juegos simulados”, explicó.

Una de esas llamadas fue a su amigo Jim Leyland, ex manager de los Tigres de Detroit, que esperó siete días en 2006 y seis en 2012, mientras los eventuales oponentes (Cardenales de San Luis y Gigantes) siguieron jugando hasta dos días antes del “Clásico de Otoño”, y los Tigres perdieron en ambos casos.

“Me dijo que es mejor que (los jugadores) sigan la rutina regular y si es posible que enfrenten lanzamientos en vivo, lo que van a hacer mañana (sábado) y el domingo”, acotó Collins.

Contenido relacionado

La gloria tardía del mánager Terry Collins

Con un Murphy histórico los Mets avanzan a la Serie Mundial (VIDEOS)

Alrededor de la web