Amor a larga distancia

Ventajas y beneficios de este tipo de relaciones
Amor a larga distancia
En las relaciones a distancia, cada encuentro es emocionante.

Las inmigrantes sabemos del amor a distancia y de lo que significa tener lejos a familiares y amigos, a quienes seguimos amando como cuando vivíamos a pocas cuadras. El amor no sabe de millas ni fronteras, y hay veces cuando nos enamoramos de personas lejanas.

En la actualidad, vivimos en una villa global, conectados por la tecnología y las redes sociales que borran las distancias y facilitan este tipo de relaciones. Según información del sitio de citas eHarmony (www.eharmony.com), alrededor de 14 millones de parejas tienen relaciones a distancia. Y si bien las millas de por medio pueden crear ansiedad, celos y desconfianza, este tipo de situación también tiene sus ventajas.

Estas son algunas de ellas.

1. Llegas a conocer a tu pareja en profundidad. Cuando tienes una relación a larga distancia, tienes que usar tus palabras para describirte a ti misma, lo que sientes, lo que haces. Según un estudio publicado en el Journal of Communication (onlinelibrary.wiley.com), las parejas a distancia logran comunicarse a un nivel más profundo que aquellas que viven en el mismo barrio. Al tener que recurrir a formas especiales de comunicación, este tipo de pareja desarrolla habilidades que la benefician a largo plazo.

2. Más romance, menos asuntos domésticos. Cuando tu media naranja vive lejos de ti, cada encuentro es mágico y especial, porque no tienes que lidiar con problemas domésticos diarios. A la distancia, tu novio no deja los platos sucios después de comer, ni ronca cuando estás tratando de dormir. Al no verse tan seguido, también hay menos posibilidades de discutir y pelearse.

3. Aprecias más a tu pareja, y viceversa. Cuando sólo tienes un fin de semana para disfrutar en pareja, aprecias más la compañía e ignoras los pequeños detalles que, de tenerlo cerca, te podrían llegar a exasperar. Cuando sabes que no volverás a ver a tu enamorado por semanas, o meses, aprovechas cada encuentro, evitando interrupciones o discusiones innecesarias.

4. Independencia y tiempo libre. Más allá del amor que sientas por tu pareja, las relaciones pueden llegar a consumir una increíble cantidad de tiempo y energía. En el comienzo, puede ser atractivo compartir con tu enamorado cada minuto del día. Pero al cabo de unos meses, todas comenzamos a extrañar nuestra independencia y nuestro tiempo. Cuando estás en una relación a larga distancia, con sólo cerrar el Skype y apagar la laptop, puedes salir a divertirte con tus amigos en cualquier momento.

5. Sólo tú y yo. La relación, en su mayor parte, se basa en encuentros virtuales dónde sólo participa la pareja. De este modo, no tienes que lidiar con sus amigos, y muchos menos conocer a su familia.