Un ecuatoriano por el mundo

Jorge Viera nos habla en su columna de su amigo Galo Arellano, del programa Ecuatorianos por el mundo

Guía de Regalos

Un ecuatoriano por el mundo
Jorge Viera y Galo Arellano (dcha).
Foto: Suministrada

– Galo, ¿qué haces con esa maleta tan grande?
– Es mi mujer. Con ella viajo el mundo, cargo mis cámaras y mis sueños.

Quizás sentado en la sala de su casa usted se ha topado con el programa de mi amigo y hermano Galo Arrellano: “Ecuatorianos por el mundo”.

Galo es un viajero incansable, pero ante todo es un periodista que cuenta las historias de una forma peculiar.

– Jorge, emigrar es cosa de valientes; comenzar es de emprendedores y amar a Ecuador desde cualquier parte del planeta es cosas de ecuatorianos-, me dice un Galo que siempre ha puesto el nombre de su país en alto.

Es que aparte de vivir en un avión, es corresponsal del Noticiero Univision.

Galo recientemente viajó a Cuba a cubrir la visita del Papa Francisco. Ha visitado Rusia, Israel, Europa, China, los Emiratos Árabes y no ha ido a la Luna porque no ha conseguido pasaje.

Según el último censo, se estima que hay casi medio millón de ecuatorianos en la ciudad de Nueva York. Y son el segundo grupo latino con más crecimiento en la Gran Manzana después de los mexicanos. La mayoría reside en Queens, según el Pew Hispanic Center.

Es precisamente en ese condado de Nueva York donde, cuando sale el programa de Ecuatorianos por el mundo, prácticamente inmoviliza a los televidentes que viajan a través de la cámara de Galo.

Galo es sencillo, necesita poco para ser feliz, ama a su patria como así mismo. Ha demostrado que uno puede poner el nombre de su país en alto trabajando duro y viviendo sus sueños. No sólo con su cámara viajera se ha ganada el respeto de los colegas, sino acompañando a Jorge Ramos y a María Elena Salinas, cubriendo los últimos acontecimientos históricos que han impactado al mundo.

Así que la próxima vez que esté cambiando canales y se encuentre a mi amigo Galo, atrévase a vivir sus experiencias, porque lo hará sentir como un ecuatoriano por el mundo.