Sanders promete medidas ejecutivas sobre inmigración ante inacción del Congreso

Asegura que quiere visitar centros de detención pero tiene problemas de horario

Guía de Regalos

Sanders promete medidas ejecutivas sobre inmigración ante inacción del Congreso
El precandidato presidencial demócrata, Bernie Sanders, se reunió hoy con inmigrantes indocumentados para explicar su plan migratorio.

WASHINGTON.- En aras de captar el voto hispano, el senador y precandidato presidencial demócrata, Bernie Sanders, realizó este lunes un singular foro cibernético con “DREAMers”, en el que prometió este medidas ejecutivas, si es necesario, para frenar la deportación y separación de familias inmigrantes.

En el foro cibernético transmitido en vivo con un grupo de inmigrantes, denominado “Conversación sobre las Familias Primero”, Sanders aseguró que, si gana la presidencia en 2016, dará prioridad a políticas que además faciliten la reunificación familiar.

//platform.twitter.com/widgets.js

Promesas ejecutivas

Sanders aseguró que aunque prefiere una solución legislativa, recurrirá al “poder ejecutivo de la presidencia”, en la medida posible, si el Congreso no aprueba una ley.

“La buena noticia es que la vasta mayoría de las personas en este país está rechazando la indignante idea, la idea antiestadounidense de que de alguna manera vamos a sacar de sus casas de madrugada a once millones de personas y las vamos a deportar”, dijo Sanders, al referirse a la xenofobia que promueven candidatos republicanos como Donald Trump.

IMG_5987

Durante el encuentro de casi una hora, pensado para destacar el rostro “humano” del problema de la inmigración ilegal, Sanders expresó interés en visitar los centros de detención –si el tiempo se lo permite- y para interceder ante ICE por los que están en huelga y los que afrontan la deportación.

“Debido a mi horario entre el Congreso y la campaña, no puedo prometer cuándo y dónde, pero es algo que me interesa hacer”, dijo.

Sanders tomó preguntas, entre otros, de Amaya Santos, una joven estudiante de El Salvador; Catalina Velásquez, una activista indocumentad transgénero de Colombia: Carlos Vargas, un beneficiario de “DACA” junto con su madre, Teresa Galindo, y Jahed Ahmed, un inmigrante de Bangladesh, que estuvo en un centro de detención durante diez meses y participó en una huelga de hambre.

En declaraciones a este diario, tanto Santos como Galindo dijeron estar “satisfechas” con las respuestas de Sanders, confiando en que sí logrará cumplir sus promesas.

La joven salvadoreña Amaya Santos dijo confiar en que Sanders “sí logrará cumplir sus promesas”.

Afuera de la pequeña casa que alberga a su campaña, a pocos pasos del Congreso, Sanders dijo a la prensa que continuará denunciando la “desastrosa” política comercial de EEUU y las prácticas de Wall Street, y presionando por un aumento al salario mínimo, la creación de empleos, inversiones a la infraestructura, el combate al terrorismo, y la reforma migratoria.

“Si un trabajador indocumentado está siendo explotado, recibiendo bajos salarios y trabajando en condiciones laborales terribles, eso afecta también” al resto de los trabajadores en EEUU, argumentó.

A la conquista del voto hispano

En la lucha por el voto hispano, tanto Sanders como sus rivales en la contienda demócrata, Hillary Clinton y Martin O’Malley, han prometido defender los alivios migratorios ahora trabados en las cortes, y promover la reforma migratoria.

Pero Sanders ha sido blanco de críticas de sus rivales y de grupos progresistas porque en 2007 votó en contra de un programa de “trabajadores huéspedes”, alegando que éste explotaba a los trabajadores.

Así, el reto de Sanders sigue siendo darse a conocer entre los votantes hispanos y defender su postura a favor de una reforma migratoria y el desmantelamiento de los programas de deportación.

Al responder a una pregunta sometida en Twitter, Sanders reiteró su idea de fomentar una “revolución política” –una que luche por el bienestar de todos y no solo los ricos, aseguró- para conseguir apoyo bipartidista a la escurridiza reforma migratoria en el Congreso.

Entre los votantes hispanos, la reforma migratoria, el acceso a servicios de salud, y las oportunidades económicas figuran entre los temas más acuciantes de cara a la contienda electoral.

Los activistas de la comunidad inmigrante han venido advirtiendo de que, al acudir a las urnas, los hispanos premiarán a quienes luchan por la reforma y castigarán a los que buscan torpedearla.