Guerra de declaraciones entre Bratton y Kelly

El actual y el anterior comisionado del NYPD cruzan declaraciones por estadísticas sobre el crimen

El actual comisionado del Departamento de Policía Bill Bratton y su antecesor Ray Kelly, quienes han guiado el NYPD por un cuarto de siglo y bajo cuatro alcaldes, rompieron su cordialidad y entraron en una guerra de acusaciones con estadísticas en mano y fuertes palabras.

Bratton retó a Kelly a que sustentara su afirmación de que el NYPD estaba manipulando sus estadísticas de CompStat para hacer ver que la ciudad está más segura de lo que realmente era. “Es vergonzoso. Que sea un adulto y explique de lo que está hablando”, dijo Bratton el martes en una conferencia de prensa.

Kelly había dicho en un programa radial hace algunos días que “había asuntos con las estadísticas oficiales” y comentó, sin dar ejemplos, que el NYPD había cambiado la manera como contabilizaba los tiroteos desde que Bratton asumió el cargo.

El martes Kelly volvió declarar que la gente que sufría de heridas superficiales como raspones por bala y otras causadas por cristales rotos en tiroteos no se contaban como víctimas de tiroteos, y del mismo modo, que las heridas sufridas por víctimas que no cooperaban eran etiquetadas como auto infligidas.

DCPI, la oficina de información del NYPD, escribió un comunicado en que el que dice que los comentarios de Kelly no son apoyados con hechos y son engañosos para el público.

“No ha habido un cambio en la manera en que se calculan los tiroteos. Los heridos superficiales de bala se cuentan como víctimas, como siempre. Los heridos por vidrios que explotan no se cuentan como víctimas ni nunca ha sido así”.

Sobre los heridos de bala auto-infringida el DCPI dijo que un tercio de las víctimas se niegan a cooperar por diversas razones como miedo a represalia o negación de actividad criminal. La evidencia posterior ayuda  a determinar que la herida fue causada por el criminal mismo.

Hay cinco maneras en que se clasifican los tiroteos: justificados por la Policía, auto-infringido, justificado con causa por un portador de armas, pendiente de justificación y raspón sin sangrado.

El comunicado terminó con que “hasta el 28 de diciembre ha habido un incremento de 15 homicidios comparados con el año anterior. Por bala han subido 22%, por arma cortopunzante han bajado a 40%. Son las tendencias normales del crimen en un periodo con bajos históricos. Mientras el crimen ha subido en otras ciudades del país, no ha ocurrido así en NYC”.

Según estadísticas del NYPD hasta el domingo anterior hubo 1,125 tiroteos, comparado con 1,156 en el mismo periodo de 2014. Ha habido un leve aumento de homicidios con 340 hasta el domingo comparado con 333 en el mismo periodo.