Ofrecerá último discurso sobre el “Estado de la Unión” dispuesto a actuar en solitario

Obama ya no espera que los republicanos del Congreso le ayuden a impulsar su agenda

Guía de Regalos

Ofrecerá último discurso sobre el “Estado de la Unión” dispuesto a actuar en solitario
Obama lanzó la iniciativa "My Brother´s Keeper" en febrero de 2014 para ayudar a jóvenes de minorías a evadir un futuro de violencia y fracasos.

WASHINGTON.- Sin ilusiones de que un Congreso bajo control republicano quiera ayudarlo en los doce meses que le quedan en el poder, el presidente Barack Obama ofrecerá mañana martes su último discurso sobre el “Estado de la Unión” con una serie de propuestas que previsiblemente requerirán medidas ejecutivas para poder implementarlas.

Obama, que llegó a la presidencia en 2009 con promesas de “cambio” y “esperanza”, raras veces ha logrado consenso con el Congreso sobre las prioridades de su gobierno y, ante la oposición republicana en los últimos años, ha recurrido a medidas unilaterales para avanzar su agenda, incluyendo los alivios migratorios que están congelados en los tribunales y la reanudación de las relaciones diplomáticas con Cuba.

El portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, anticipó recientemente que Obama seguirá usando medidas ejecutivas, dentro del marco de la ley, para mejorar la seguridad del país, “avanzar los intereses de la clase media y los intereses de EEUU en todo el mundo”.

Grupos pro-inmigrantes de todo el país han dejado en claro que esperan que el discurso aborde a profundidad el tema de inmigración, especialmente en unos momentos en que el gobierno ha recrudecido el combate contra ciertos inmigrantes indocumentados.

El miércoles pasado, como adelanto, la Casa Blanca difundió un video en el que Obama señaló que el discurso ante una sesión conjunta del Congreso servirá para hacer un repaso de sus logros desde 2009  y delinear lo que queda por hacer en 2016 y en los años venideros para que EEUU sea un país “aún más fuerte, mejor y más próspero para  nuestros niños”.

En declaraciones a la cadena por cable CNN,  el jefe de Gabinete de la Casa Blanca, Denis McDonough, dijo que Obama quiere enviar un mensaje a los estadounidenses de que la economía y la democracia en EEUU deben funcionar para todos, “no solo para unos cuantos, ni solo para millonarios”.

Por ello, su audiencia principal mañana, durante su discurso a partir de las nueve de la noche hora local, no serán los líderes del Congreso –en particular porque los republicanos le han dado la espalda- sino los propios votantes.

Así, frente a un Congreso altamente polarizado, más que presentar una lista de deseos, Obama delineará su visión de futuro para el país más allá de 2016, haciendo énfasis en asuntos como su estrategia para combatir la amenaza de grupos extremistas como el Estado Islámico (ISIS), reforzar la seguridad nacional, y continuar impulsando la prosperidad económica en este país.

Prioridades de Obama

Se prevé que en esa lista de quehaceres figure el cierre del penal en la base naval de EEUU en Guantánamo, una de las promesas que Obama hizo al lanzarse a la presidencia pero que no ha podido cumplir por el bloqueo del Congreso.

La Administración Obama insiste en que, pese a la obstrucción del Congreso, Obama tiene la autoridad ejecutiva para continuar el traslado de los prisioneros que aún permanecen en Guantánamo, el lugar al que fueron a parar sospechosos de terrorismo.

Obama anunció órdenes ejecutivas para reducir sustancialmente la violencia derivadas de las armas, consciente de que el gobierno no podrá frenar cada muerte pero al menos puede fortalecer la revisión de antecedentes penales de los compradores de armas.

Sobre ese punto, los demócratas por lo general apoyan las medidas de Obama, incluyendo más fondos para servicios de salud mental, mientras que la mayoría de los republicanos insiste en que Obama quiere desmantelar la Segunda Enmienda de la Constitución, que consagra la tenencia de armas.

Otras prioridades de Obama son la reforma del sistema de justicia criminal, mejoras a los servicios de salud  mental, y la aprobación de un polémico acuerdo comercial con 11 países de la cuenca del Pacífico, conocido por sus iniciales en inglés “TPP”.

Como lo ha hecho en años anteriores, tras el discurso Obama emprenderá una gira por varios estados para promover su agenda. En esta ocasión, viajará a Omaha (Nebraska) y a Baton Rouge (Louisiana).

El viernes próximo, ofrecerá una entrevista exclusiva en vivo con los tres creadores de YouTube para seguir promoviendo su mensaje.