Mexicano inicia huelga de hambre ante la ONU para denunciar violencia

Demanda se juzgue a gobierno de Peña Nieto por crímenes y desapariciones
Mexicano inicia huelga de hambre ante la ONU para denunciar violencia
El activista mexicano Leobardo Santillán
Foto: SUMINISTRADA

NUEVA YORK – El mexicano Leobardo Santillán inició este lunes una huelga de hambre ante la sede de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en Nueva York para denunciar  los crímenes y desapariciones forzadas en su país en el marco de lo que él considera “inacción por parte del gobierno”.

El activista busca llamar la atención de la comunidad internacional y planea extender su medida de hecho por diez días.

Santillán sustenta su huelga en tres demandas: La presentación de los 43 estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa, el enjuiciamiento del presidente Enrique Peña Nieto por crímenes contra la humanidad y la elección de un presidente interino hasta el próximo ciclo de elecciones presidenciales en el 2018.

“Queremos la intervención de las Naciones Unidas en México”, dijo Santillán a El Diario. “Nos cansamos de las injusticias. Nos cansamos de que estén desapareciendo, torturando, decapitando, asesinando a estudiantes y periodistas en nuestro país”.

Para el activista, el gobierno de Peña Nieto no está haciendo nada por el pueblo mexicano y la violencia en la que se encuentran sumergidos. `

“No me gusta ser el protagonista, pero el gobierno piensa que tenemos miedo”, afirmó Santillán. “Quiero demostrar que no es así, que no se vale lo que nos está pasando. Quiero despertar la conciencia del pueblo americano porque necesitamos de su apoyo.”

Santillán vive en los Estados Unidos desde hace 20 años. El ex militar reconoce que sus orígenes humildes como parte del pueblo otomí en Tenango de Doria, del estado de Hidalgo, han formado su dedicación a la defensa de los derechos humanos.

“Soy indígena y quienes vamos a escuelas rurales tenemos un activismo elevado porque venimos de la miseria”, dijo. “Para mí es un orgullo hacer esto”.

Santillán ha realizado huelgas de hambre en las ciudades de Dallas, San Antonio y Houston reclamando justicia para los 43 estudiantes que desaparecieron en Iguala, México en septiembre del 2014.

El activista tiene pensado continuar huelgas de hambre, después de Nueva York irá a California y con seguridad también en la ciudad de Chicago.

“Traigo una manta con 43 cruces, por cada uno de los estudiantes”, dijo. “Ya tengo 21 cruces, una por cada día. Aún queda trabajo por hacer”.