La propuesta de ley sobre bolsas

La propuesta de ley sobre bolsas
Una ley requeriría un cobro pequeño para bolsas desechables en supermercados y tiendas. /ARCHIVO

Miembros del Concejo Municipal están apasionadamente impulsando la “propuesta de bolsas” introducción 209, que tiene la intención de disminuir el uso y los impactos negativos de los 5.2 billones de bolsas desechables en Nueva York cada año. La ley requeriría un cobro pequeño para bolsas desechables en supermercados y tiendas.

No es posible reciclar bolsas desechables hechas de plástico efectivamente, que componen más de 100,000 toneladas por año en NYC. En realidad, las bolsas se aparecen en nuestras calles y aguas, obstruyendo los desagües sobrecargados de la ciudad, y costando millones de dólares públicos en arreglos para máquinas atascadas  y gastos en el transporte de basura. Usando un incentivo para que clientes hagan compras con bolsas reutilizables, la Ciudad puede tomar un paso importante en su compromiso histórico de reducir residuos y mejorar la calidad de vida.

La meta de la ley es de cambiar el comportamiento de consumidores en incentivar el uso de bolsas reutilizables. Este cambio no impactará personas de bajos ingresos desproporcionadamente porque deja que cualquier persona que usa una bolsa reutilizable, igual pueda evitar el gasto de la bolsa desechable. Para asegurar acceso equitativo, la ley primero requiere que los negocios regale bolsas reutilizables gratis a personas para un periodo antes de comenzar el cobro para bolsas desechables. La ciudad también organizará eventos para regalar bolsas reutilizables gratis con la intención de dar acceso a todos los residentes de Nueva York antes que la ley se ponga en práctica. También habrá una excepción para transacciones de SNAP y WIC y algunas otras excepciones especiales.

Además de ayudar la Ciudad con alcanzar sus metas de reciclaje, la ley básicamente reducirá el agobio de basura en las tres comunidades que son más afectados por la sistema de basura en Nueva York: el Norte de Brooklyn, El Sur del Bronx, y Jamaica, Queens. Esas comunidades, que son principalmente Latino y Afroamericano, reciben 70 por ciento de la basura del Ciudad en sus estaciones de traslada de basura y en los camiones de basura que usan sus calles. La “propuesta de bolsas,” una ley progresiva, avanzará una agenda de justicia medioambiental para reducir un circuito de basura injusto e innecesaria.

La Ciudad de Nueva York sigue las ciudades en todo el país que han implementado exitosamente leyes similares, probando que si se puede hacer de una manera justa. En estudios de otras ciudades con una ley parecida, resultados muestran un reducción  en el uso de bolsas. También muestran que las actitudes de residentes sobre la ley son fuertemente consistentes en todas las comunidades por demográficas. En Washington D.C., una encuesta mostró que 80% de que contestaron dijeron que le gustan la ley o no le molestan la ley, y que gente por todos orígenes raciales y estatus socioeconómicos reportó usando menos bolsas desechables. Es tiempo que Nueva York sigue adelante en ser la ciudad más grande del país en ser modelo en políticas progresivos del medioambiente y justicia medioambiental.

Esta legislación es la culminación de un proceso muy largo, y dirigido por consenso. En la audiencia del año pasado, escuchamos las preocupaciones de nuestros miembros del Concejo, defensores, y residentes de nuestras comunidades. Creamos que esta ley modificada es más fuerte por causa del diálogo que ha ocurrido y estamos deseando promulgarla antes que llega el Día de la Tierra, el 22 de abril.

-Antonio Reynoso es concejal por el Distrito 34.