Hallan una niña de dos años marcada como mercancía en la frontera de Texas

El caso de la niñita de 2 años, quien fue abandonada en la frontera de Texas con su nombre y un número de teléfono en su camiseta, demuestra que los traficantes de humanos son despiadados
Hallan una niña de dos años marcada como mercancía en la frontera de Texas
La niña se encuentra en buenas condiciones de salud y fue ubicada en un hogar temporal.
Foto: Patrulla Fronteriza

Agentes de la patrulla fronteriza del Valle del Río Grande rescataron a una niñita de 2 años de edad que fue abandonada por coyotes en Granjeno, Texas, un poblado ubicado a unas 350 millas de Houston.

La niña fue puesta bajo custodia de la autoridades junto con un grupo de 14 inmigrantes indocumentados que fueron aprehendidos en el mismo pueblo fronterizo.

Durante el arresto, algunos de los inmigrantes le dijeron a los agentes que ellos desconocían a quién pertenecía la niña y que la habían visto por primera vez cuando habían sido llevados a una balsa, donde la niña estaba sentada sola.

Una vez que el grupo llegó a territorio estadounidense, los coyotes le entregaron la niña a uno de los adultos del grupo y ellos se regresaron a México.

En la estación de la patrulla fronteriza, un agente buscó entre las pertenencias de la menor y halló su registro de nacimiento, junto con un pedazo de papel en el que había escrito un nombre y un número de teléfono. Esta información estaba escrita también en la camiseta que vestía la niña.

La menor, cuyo registro civil indica que es ciudadana de El Salvador, se encuentra en buenas condiciones de salud, no sufrió daños y fue ubicada en un hogar temporal. Las autoridades contactaron a la madre de la menor, quien afirmó que se suponía que una amiga suya traería a su hijita para reunirse con ella.

“Los contrabandistas son delincuentes sin corazón que no tienen ninguna consideración por la vida de las personas, sin importar la edad”, dijo el jefe de la patrulla Manuel Padilla Jr. “Esta niña fue dejada en manos de extraños para ser ingresada ilegalmente a través de la frontera”.

Así mismo Padilla aprovechó para recordar a la comunidad que este caso es un ejemplo más de cómo los traficantes de personas siguen aprovechándose de los más vulnerables, tratándolos como contrabando y usándolos para su beneficio personal.