¿Ya descubriste el provocador “blooper” en la foto de Trump y el “Taco Bowl”?

La foto del político republicano esconde más de lo que parece...
¿Ya descubriste el provocador “blooper” en la foto de Trump y el “Taco Bowl”?
Donald Trump se comió un "Taco Bowl" sobre una revista en la que salía en bikini su expareja Marla Maples.
Foto: Facebook

La mayor afición del candidato republicano Donald Trump es crear polémica pero, en la mayoría de las ocasiones, le sale el tiro por la culata. La “pillada” más reciente tiene que ver con la cuestionada foto del “Taco Bowl” con el que celebró el Cinco de Mayo desde Trump Tower.

A simple vista no se ve, pero si miras bien, notarás que, debajo de la foto del platillo, hay una mujer.

Ayer, el magnate decidió “acercarse a la comunidad hispana” con una foto en la que se le ve sonriente y comiendo un Taco Bowl, asegurando que en su restaurante en la Torre Trump se prepara el mejor de todos.

Las críticas no se hicieron esperar, principalmente de quienes creen, que Trump no sabe nada de la comida mexicana y menos de su historia. Pero la sorpresita fotográfica escondida entre la pila de documentos también ha creado decenas de comentarios.

Pero vayamos por parte…

En primer lugar, muchos usuarios cuestionaron la hipocresía de Trump al decir que “ama a los hispanos” después de criticar fervientemente a los mexicanos, a los que ha llamado “delincuentes” y “violadores” en varias ocasiones. Un pequeño detalle que el político olvidó: el Cinco de Mayo lo celebran los mexicanos a raíz del triunfo en la Batalla de Pueblo contra los franceses.

En segundo lugar, se ha criticado que la comida de la que alardeaba el político no es auténtica mexicana, ya que lo que él llama “Taco Bowl” poco tiene que ver con un verdadero plato de la gastronomía del país -ni la forma ni los ingredientes corresponden a uno de los auténticos.

En tercer lugar, resulta que en el restaurante Trump Tower Grill, situada en la 5ª Avenida de Nueva York, ni siquiera se vende el plato dispuesto en la foto del candidato.

Pero el último dato sacado de la imagen ha sorprendido a más de uno.

El magnate está comiendo sobre una pila de revistas entre las que se puede ver una en la que sale su expareja, Marla Maples, en un escueto bikini azul.

La imagen fue tomada, en 1985, durante el concurso de belleza Hawaiian Tropic. Maples y Trump tuvieron un romance a principios de los 90, cuando el empresario estaba casado con su primera esposa Ivana. Poco después de su divorcio, la modelo quedó embaraza -es la madre de Tiffany Trump- y ambos se casaron a los dos meses. El matrimonio duró 6 años.

¿Qué hacía entonces Donald Trump con la foto de su expareja sobre el escritorio? ¿Qué le parecerá a Melania, su actual esposa, que su marido guarde este recuerdo?