Independiente del Valle puede ser el nuevo Once Caldas

La gesta heroica del cuadro de Manizales es uno de los últimos recuerdos de un equipo sorpresa en la Copa Libertadores ¿Podrá Independiente del Valle repetir la historia y llevarse el campeonato frente a Atlético Nacional?
Independiente del Valle puede ser el nuevo Once Caldas
Once Caldas en el festejo de la Copa Libertadores de 2004. ¿Podrá Independiente del Valle repetir la historia?
Foto: Getty Images

El ecuatoriano Independiente del Valle y el colombiano Atlético Nacional disputarán este miércoles, en Quito el partido de ida de la final de la Copa Libertadores, edición inédita entre equipos del Pacífico suramericano.

El aderezo lo pone el Independiente que a diferencia de su rival colombiano nunca ha ganado una Copa Libertadores. La gesta del equipo ecuatoriano hace recordar sin duda la de otra escuadra que como ellos llegó a la final tras dejar atrás a verdaderos gigantes del continente, argentinos y brasileños sobre todo, esos que históricamente han acaparado lo más alto del podio del torneo de clubes de la Conmebol.

Hablamos por supuesto del Once Caldas colombiano que en la edición 2004 dejó a su paso a los clubes Vélez Sarsfield (Argentina) y Fénix (Uruguay) en su sector; y a Barcelona (Ecuador), Santos y Sao Paulo (Brasil) y por último a Boca Juniors (Argentina) en la final en el estadio Palogrande de Manizales.

Por su parte, Independiente llega invicto como local en esta edición de la Libertadores habiendo eliminado en fase de grupos a Colo Colo (Chile) y Melgar (Perú); y en fases definitorias a River Plate (Argentina), Pumas (México)Boca Juniors (Argentina).

Recuerdo del campeonato del Once Caldas

Fue el 1 de julio de 2004 la última vez que un club colombiano se hizo de un título internacional. El Once Caldas se convertía en el campeón de la Copa Libertadores de América, pasando por encima de Boca Juniors en el Estadio Palogrande de Manizales.

El club blanco había superado su serie semifinal ante Sao Paulo con mucho trabajo y enfrentaba el reto final ante el campeón defensor, un cuadro ‘Xeneize‘ plagado de estrellas que traía el embión anímico de haber vencido a River Plate en su respectiva serie semifinal.

El primer juego en La Bombonera de Buenos Aires terminó con empate a cero y todo tenía que resolverse en la vuelta en Manizales. Los colombianos se pusieron en ventaja muy temprano con gol de Jhon Viáfara pero los ‘Bosteros‘ emparejaron con tanto de Nicolás Burdisso. El empate se mantuvo en el alargue y el duelo tenía que definirse desde los once pasos.

Once Caldas comenzó fallando y Boca se confió tanto que erró increíblemente sus cuatro tiros (dos de ellos atajados por el portero Juan Carlos Henao) y el Once Caldas, dirigido por Luis Fernando Montoya, se convertía en el segundo equipo cafetalero ganador de una Libertadores.