Ted Cruz defiende su gran desaire a Trump

El senador texano es un traidor para algunos y un héroe para otros, pero está claro que logró robarle el show a Trump

Guía de Regalos

Ted Cruz defiende su gran desaire a Trump
Al dejar el escenario el miércoles por la noche, Cruz recibió grandes abucheos tras negarse a apoyar a Trump, pero muchos también lo felicitaron. (Chip Somodevilla/Getty Images)
Foto: (Chip Somodevilla/Getty Images)

Este jueves, último día de la convención republicana, debía ser el día “de la unidad” y del gran discurso de aceptación de Donald Trump.

En vez de eso, se convirtió en un torbellino de indignación y admiración  creado por el senador Ted Cruz, al negarse a apoyar al candidato que hoy impulsarán sus correligionarios.

Por esa decisión, que el propio Cruz atribuyó en parte a “los ataques personales que Trump hizo contra mi mujer y contra mi padre”, líderes del partido y delegados afines al magnate lanzaron duras críticas contra el senador de Texas.

Chris Christie, el gobernador de Nueva Jersey y partidario de Trump, dijo después del discurso que si Cruz habló en el podio es porque la campaña de Trump lo aprobó y que no debió hacerlo si su objetivo era dañar al candidato.

“Al menos John Kasich (gobernador de Ohio que tampoco apoyó a Trump y otro de los competidores de la primaria), no está en la convención”, dijo Christie.

Durante un desayuno con la delegación de Texas el jueves por la mañana, Cruz se defendió de las críticas de los representantes de su propio estado.

“No suelo apoyar a personas que han atacado a mi esposa y a mi padre”, dijo Cruz a los delegados texanos que lo interrogaban sobre sus razones para hacer lo que hizo el miércoles en la noche.

Agregó en otro momento del discurso, que no soy “un perro servil que va a  venir a dar las gracias cuando ha atacado a mi familia”.

El senador se refería a lo sucedido durante la campaña primaria, cuando Trump dijo que el padre de Ted Cruz, el cubano Rafael Cruz, había participado en la conspiración para matar a Kennedy y cuando también mandó una foto de la esposa de Cruz por twitter sugiriendo que era poco agraciada.

Pero pocos creen que se trata de algo personal, y muchos creen que es una forma de “mal perder” y de lanzar su campaña para dentro de cuatro años.

Ana María Farías, de San Antonio, una de las delegadas de Texas, dijo que Cruz había actuado en forma “egoísta” y que “no sabe perder”.

“No creo en lo absoluto que sea por lo de la esposa y el padre, creo que lo hizo porque no quiere aceptar que perdió las primarias”, dijo Farías.

Pero otros delegados y también reacciones por medios sociales, revelan que muchos también admiran a Cruz por lo que hizo, dejando claro que será un competidor fuerte en 2020 por la nominación de su partido si Trump pierde estas elecciones y queda el camino libre.

“Creo que se requiere mucho coraje para hacer lo que él hizo”, comentó un delegado de Utah que prefirió no ser identificado.  “También muchos intentamos esta semana cambiar las reglas para votar nuestra consciencia, pero no nos lo permitieron. A él no pudieron callarlo”.

Un discurso “diferente”

Cruz, el competidor republicano más duro de pelar para Trump durante las primarias, no subió al escenario el miércoles por la noche como todos los demás, a apoyar y elogiar al magnate nominado.

“Voten como dicten sus conciencias”, dijo Cruz, tras realizar un discurso de línea dura, en el que, entre otras cosas, sugirió que el Presidente Obama está “importando terroristas”.

Pero una cosa no dijo: que apoyaba a Trump.

El público en la arena de la convención comenzó a abuchearlo al darse cuenta de que su discurso llegaba a su final sin dar un respaldo a Donald Trump, como es costumbre en las convenciones.

El propio Trump, quien se encontraba en las gradas con sus hijos, y cara de pocos amigos, trató de quitarle importancia al asunto el miércoles por la noche en su mensaje usual por “twitter”.

Para el jueves por la mañana, sin embargo, Trump comenzó a enviar mensajes un poco más agresivos, señalando que el partido estaba muy unido, excepto algunos “perdedores”

La campaña de Trump negoció con Cruz su discurso en la Convención, ya que usualmente el nominado controla quien habla y quien no, y es muy inusual que se permita hablar a alguien que no planea apoyar al candidato. Cruz nunca dijo que apoyaría a Trump, a pesar de haber hecho una “promesa” durante la primaria, de apoyar a quien respaldaran los votantes.